El profesor Steve Mims, de la Kentucky State University, esta criando “paddlefish” en el tanques de concreto de la Frankfort Sewer Department, previamente usados en el tratamiento de aguas residuales. Los peces producirán carne y huevos para el consumo humano.

 

La visión de ver peces nadando en tanques viejos de aguas residuales, puede ser desconcertante para algunos. Pero el investigador espera que el paddlefish, que crece en la planta de tratamiento de aguas residuales de Frankfort, pueda convertirse en otra fuente de alimentos para los consumidores e ingresos para los recursos limitados de los productores.

Esto es parte de un esfuerzo combinado de entidades públicas y privadas, para investigar una forma de acuicultura usando recursos viejos y no usados de la planta para la cría de paddlefish.

El proceso se inicia cuando los alevinos de paddlefish se siembran en tanques de concretos viejos y grandes, llamados digestores. Los digestores de 300 000 galones no vienen siendo usados para el tratamiento de aguas residuales de la planta. Dentro de los tanques, los paddlefish viven en agua desinfectados con ozono.

Durante los primero 30 días los paddlefish permanecen en la planta, ellos se alimentan de daphnia, una fuente de alimento que se presenta en la planta durante el proceso de tratamiento de las aguas residuales, dijo el profesor Steven Mims de KSU.

Después de un mes, los peces alcanzan tres pulgadas en longitud. Se les mantiene en los tanques por otros tres meses más, y se les alimenta con pellets especialmente formulados.