Vietnam.- Hasta junio de 2012, las exportaciones de pangasius a la Unión Europea (UE) cayeron cerca de 27%, comparado con el mismo período de 2011. Se pronostica que la tendencia a la baja continuará en los próximos meses debido a que no se muestran signos de recuperación de la economía europea.

Las ventas de pangasius a los cuatro mercados europeos claves (España, Holanda, Alemania e Italia) bajaron en junio, aunque Italia registró un crecimiento de 10.8% a US$3.4 millones con respecto al mes previo.

España fue el mayor mercado consumidor de pangasius en la UE. En junio de 2012, sus importaciones de pangasius bajaron un 32% a US$7.4 millones. Debido a la disminución, las importaciones de pescado en el país sólo alcanzó los US$48.4 millones en los dos primeros trimestre de 2012, lo que equivale a un 35% menos que los registrado en el mismo período del año 2011. Después de un crecimiento en los primeros meses del año, el comercio de pescado con España empezó a bajar desde mayo. Por otro lado, la economía española esta enfrentando dificultades financieras. Por consiguiente, va a ser difícil para la industria del pangasius vietnamita impulsar las exportaciones de pescado a este destino en el tercer trimestre de 2012.

Similarmente, los Países Bajos (el segundo mercado importador del pangasius Vietnamita en la UE) registró una disminución de 35% en el términos de valor a US$5.7 millones en junio. Desde inicios de año hasta la fecha los ingresos de este mercado fueron de alrededor de US$38.5 millones, 25% menor.

Alemania reporto la mayor caída de 45% a US$27.6 millones, entre los cuatro principales países importadores.

Italia fue el único importador que registro un crecimiento en mayo, pero las importaciones de pangasius de inmediato cayeron 13.5% a US$3.5 millones en junio. Esto se debió a las tendencias económicas en UE, además de las dificultades existentes en la industria del pangasius de Vietnam.

Según algunos importadores en Europa, la desaceleración de las ventas también se han registrado en muchos otros productos de alimentos de origen acuático. El consumo de pescado podría recuperarse en los últimos meses del año, pero sólo registrará un pequeño crecimiento, debido a que la región aun enfrenta desafíos financieros y los menores beneficios obtenidos por los importadores y minoristas.