Por: Amalia Rodríguez
Andalucía (Andalucía Investiga). La alimentación en larvas de peces es una cuestión fundamental que incide en el desarrollo posterior de la progenie.

 

Científicos del Instituto de Ciencias Marinas de Andalucía y del Instituto de la Grasa, ambos pertenecientes al CSIC, junto con expertos de la Universidad de Almería (UAL) trabajan en un proyecto de investigación con el que determinar qué aspectos nutricionales mejoran la composición y resultados de las microdietas para larvas de peces marinos. El estudio ha sido financiado con 147.000 euros por parte de la Consejería de Innovación, Ciencia y Empresa.

“El desarrollo futuro y consolidación de la producción de peces marinos a escala mundial tiene aún que superar diversos desafíos tecnológicos”. Así de contundente se muestra Manuel Yúfera, investigador del Instituto de Ciencias Marinas de Andalucía (Puerto Real), que junto con científicos del Instituto de la Grasa (Sevilla) y la Universidad de Almería participan en un proyecto de investigación cuyo objetivo es determinar qué aspectos nutricionales mejoran la formulación y resultados de las microdietas para larvas de peces marinos.
 
Entre los retos a los que hace mención Manuel Yúfera destaca la necesidad de mejora de los sistemas de cría y la diversificación de la oferta de especies, todo ello bajo la perspectiva de avanzar en la sostenibilidad de los sistemas de producción.
 
Según este experto en Acuicultura Marina, “el punto crítico común para avanzar en ambos aspectos es la fase larvaria. Los sistemas de cría larvaria en peces dependen de las presas vivas necesarias para su alimentación. Esto requiere la producción simultánea de los organismos planctónicos que constituyen dicho alimento, es decir, algas unicelulares y zooplancton –formado por rotíferos y Artemia-”.
 
En este sentido, la investigación y el desarrollo tecnológico forman un binomio necesario para ir adaptando los cambios venideros. “El desarrollo de nuevas técnicas de preparación de micropartículas ha contribuido a la consecución de resultados prometedores en la sustitución del alimento vivo por dietas experimentales microparticuladas, pero sobre todo ha permitido disponer de unas herramientas muy necesarias para avanzar en nutrición de larvas. Actualmente las microdietas experimentales para el inicio de la alimentación en larvas de peces sólo funcionan parcialmente. Las limitaciones de estas medidas alimenticias para peces en fase larvaria se deben principalmente a carencias en la formulación. Hasta ahora, las cuestiones relacionadas con las proteínas y los lípidos del alimento son las que han recibido una mayor atención en estudios de manipulación de la dieta viva”, argumenta Yúfera.
 
El proyecto, titulado ‘Alimentos inertes para cría larvaria de peces marinos: optimización del contenido en péptidos, aminoácidos y fosfolípidos’, ha recibido incentivos por valor de 147.000 euros por parte de la Consejería de Innovación, Ciencia y Empresa.
 
Avances en nutrición larvaria
 
El objetivo principal de este proyecto es avanzar en aspectos nutricionales que mejoren la formulación y resultados de las microdietas para larvas de peces marinos, concretamente en especies de mayor potencial en Andalucía, como son la dorada, la lubina y el lenguado.

Para ello, los investigadores actuarán en dos campos específicos de la nutrición. Por un lado, desempeñarán acciones para adecuar la fracción proteica de la dieta a las necesidades nutricionales de las larvas, ajustando los porcentajes de hidrolizados (proteínas pre-digeridas) y de aminoácidos mediante la inclusión de diferentes compuestos de hidrolizados, que incluyan cantidades variables de aminoácidos libres y péptidos. Por otro lado, mejorarán la parte lipídica empleando fosfolípidos de origen marino. “Los hidrolizados proteicos y péptidos se obtendrán a partir de productos vegetales. Además, se evaluará si es factible incluir todos los compuestos en una micropartícula estable en medio acuoso y comprobar así su uso nutricional”, incide Yúfera.
 
Este estudio incidirá, por tanto, en aspectos de la fisiología digestiva para conocer los posibles mecanismos de actuación. La evaluación fisiológica se realizará a dos niveles, in vitro e in vivo.
 
La evaluación in vitro, orientada a simular el proceso digestivo realizado por la larva, se realizará usando enzimas digestivas de las propias especies estudiadas, empleando una celda abierta de digestión. De esta forma, permitirá muestrear los productos de hidrólisis conforme se vayan liberando, sin mezclarse con el sustrato restante y la enzima.
 
En cuanto a la evaluación in vivo, se analizará el efecto potenciador en el crecimiento y la supervivencia de las dietas con hidrolizados y fosfolípidos marinos.
 
Con todo ello, los resultados de este trabajo de investigación permitirán saber si las larvas de peces carnívoros admiten harinas de origen vegetal como sí sucede en juveniles y adultos.
 
Más información:
 
Manuel Yúfera Ginés
Instituto de Ciencias Marinas de Andalucía (ICMAN)
Telf.: 956 83 26 12 Ext. 34
 
Email: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
Fuente: http://www.andaluciainvestiga.com