Barbanza (La Voz de Galicia). Los propietarios de la antigua granja acuícola Nastos comentaron que su intención a corto plazo es la de producir unas 300 toneladas de rodaballo al año, aunque «si las cifras son algo menores, no pasa nada. Nosotros, lo que queremos es ponernos a trabajar cuanto antes», explicó José Juan Sanmartín.

 

El portavoz de Sisol Acuicultura comentó que, por el momento, desconocen el borrador de la iniciativa de la Consellería de Pesca sobre estas factorías, aunque sí lo estudiarán. También reconoció que les preguntaron sobre la posible ampliación de la zona a la que ellos dieron su visto bueno, pero en ningún caso encima de las viviendas.

Por su parte, los grupos políticos con representación municipal en O Son comienzan a tomar posiciones. La edila Ánxela Franco comentó que hasta el momento nadie se puso en contacto con ellos, y que todavía no se pronunciarán hasta conocer con exactitud lo que se pretende hacer en el lugar de Seráns.

En términos similares se pronunció el portavoz de Alternativa Veciñal de Porto do Son, Gonzalo Pérez. «Hai que esperar a ver qué pasa, porque antes estivo funcionando e ninguén protestou. Nós estaremos sempre ao lado dos veciños». La plataforma de Baroña colaborará con los afectados.

Fuente: http://www.lavozdegalicia.es