(Exporta Pymes). Desde la Reserva Natural de Bahía San Blas, provincia de Buenos Aires, en aguas calificadas con la más alta categoría, la empresa de la familia Angos exporta ostras de cultivo a los más exigentes mercados del mundo.

 

Para obtener este delicado producto de exportación el proceso se inicia con la captación de semillas mediante recolección y clasificación de semillas y juveniles del medio natural.

El engorde y cultivo de estas ostras se realiza en sobre elevado en la zona intermareal y la cosecha se hace en forma manual mediante un riguroso proceso de selección.

De allí se logran las ostras que Puelchana Patagonia comercializa frescas, o congeladas enteras, media valva o sin valva.

Sobre los orígenes de la empresa, el gerente comercial de la firma Gonzalo Angos, señaló que “es el resultado de más de 7 años de trabajo. Lo que en un inicio fue una curiosa actividad de nuestros padres, poco a poco fue transformándose en un microemprendimiento que sumó uno a uno a los 3 hermanos, que fuimos aportando lo nuestro para constituir hoy una pequeña empresa familiar, que es la primera de su tipo en el país”.

“Desde el inicio –agregó su hermano Juan Manuel que se desempeña como gerente general– nos ha tocado, junto a otros maricultores, ser protagonistas del despegue que está teniendo esta actividad en el país”.

Luego de un primer viaje de aprendizaje en el 2004, “en mayo pasado volvimos a participar de la Feria Seafood de Bruselas, Bélgica, pero ya no para conocer de qué se trataba el mercado, sino para ofrecer al mundo ostras argentinas del Partido de Patagones. Existe interés concreto de importadores de distintos países, no solo europeos, con quienes estamos en tratativas comerciales para enviar ostras en los próximos meses”, agregó con entusiasmo Juan Manuel Angos.

“Muchas veces se habló de inversiones extranjeras sobre este tema, sin embargo somos los locales los que con mucho esfuerzo hemos arriesgado y creído en que podíamos lograrlo –destacó el gerente de Puelchana– no solo nosotros, también nuestros amigos de la Cooperativa Ostrícola Los Pocitos pronto tendrán su planta de proceso con inversores de la región”.

Hoy en día aquel micro-emprendimiento es una realidad que exporta y que abre un lugar en el mundo para los productos de alta calidad que se producen en nuestro país.

Fuente: http://www.exportapymes.com