Arriondas (El Comercio Digital). La sociedad de pescadores El Esmerillón continúa mejorando las instalaciones de su centro de alevinaje en Parres. Tras haber adquirido el pasado año una máquina de última generación para la cría de los peces, ahora tiene previsto ampliar, con dos más, los tanques de desove.

 

En total, la piscifactoría sumaría seis contenedores, con una capacidad aproximada de 90.000 huevos cada uno. Con esta incorporación, los pescadores prevén incrementar para el año que viene el número de peces soltados hasta los 300.000.

El secretario de la sociedad, Juanjo Peruyero, explica que las instalaciones tendrán capacidad para «más de 500.000 huevos». No obstante, es consciente de que «de estos, no saldrán todos los alevines, ni tampoco se soltarán todos». De ahí que la cifra prevista para la suelta de 2008 no sea más elevada.

En las últimas fechas, el centro de alevinaje parragués mantenía a unas 225.000 truchas, de las que 200.000 eran los alevines que ayer comenzaron a soltarse. No se deja marchar a todos para poder tener en las instalaciones parejas reproductoras que permitan nuevas repoblaciones.

Hembras de 2002

Las hembras reproductoras de más edad con las que cuenta la sociedad nacieron en el año 2002 y llegan a superar los tres kilos de peso. Éstas, una vez que se les pasa la edad fértil, también serán soltadas en alguno de los ríos cercanos. Pero siempre quedan unos 200 o 300 ejemplares para poder seguir con las repoblaciones.

Las sueltas de los alevines suelen prolongarse varios días, para que sea posible que las crías lleguen a los distintos ríos asturianos donde son más necesarias. Normalmente, El Esmerillón trata de hacer estas sueltas durante el calendario escolar para que los niños puedan participar y conocer de primera mano la importancia de esta labor. Este año no pudo ser, la suelta se dejó hasta ayer y los niños ya están de vacaciones. Quienes sí aprovecharon para ver de cerca esta tarea fueron los hijos de Juanjo Peruyero, Miguel y Javier, quienes disfrutaron enormemente con la experiencia.

Fuente: http://www.elcomerciodigital.com