(La Voz de Galicia). La Consellería de Medio Ambiente renunciará a la repoblación de los ríos gallegos con especies de trucha foránea, una práctica que se ha venido realizando en los últimos cuarenta años y cuyos resultados están muy lejos de los esperados.

 

El nuevo programa de actuación, que fue anunciado ayer por el director xeral de Conservación, Xosé Benito Reza, apostará por la apertura de líneas de investigación genética que permitan la repoblación con especies autóctonas. Las que se llevaron a cabo con alevines procedentes de Centroeuropa apenas consiguieron mejorar la población piscícola de los ríos de Galicia. De hecho, un estudio elaborado por el departamento de genética de la Facultad de Biología de Lugo ha desvelado que la supervivencia de las especies centroeuropeas, en especial las de origen alemán, es tan solo de un 2%.

Déficit

Para paliar este déficit, Medio Ambiente ha puesto en marcha un novedoso plan para la cría y reproducción en cautividad de truchas procedentes de los ríos gallegos. El programa se inició el pasado año y en la actualidad ya se han conseguido en las piscifactorías de competencia autonómica los primeros ejemplares estabulados para su suelta en la próxima primavera.

Los estudios realizados confirman que las especies autóctonas mantienen un nivel de supervivencia del 50%, muy por encima del logrado con las foráneas.

La Dirección Xeral de Conservación da Naturaleza ha iniciado la elaboración de los planes de ordenación de las cuencas y de gestión de estas dirigidos a los ríos trucheros.

Fuente: http://www.lavozdegalicia.es