Más de 30 000 peces han escapado de las granjas escocesas en los primeros cuatro meses de este año, lo que ha generado preocupación por el daño que podrían causar a las poblaciones salvajes.

 

La Scottish Salmon Producers' Organisation (SSPO), que representa al 95% de la producción de salmón de crianza, ha empezado a publicar detalle de los conocidos como “brechas de contención”.

Este informe revela que 8213 salmones escaparon de una granja en Shetland y 18 500 escaparon en Scotasay; y el ejecutivo escocés confirmó otros escape de 4000 peces en Shetland, el 3 de marzo, haciendo un total, hasta abril,  de 30 713.

Las estadísticas del ejecutivo escocés mostraron que entre el 2002 (cuando se inicia el informe obligatorio) y el 2006, el número de escapes fue de 1.58 millones. Sin embargo, las estadísticas anuales han disminuido de 312 655 a 155 653, en el mismo periodo.