Barbanza (La Voz de Galicia). Los responsables de la organización de Productores Mexilloeiros de Galicia (Opmega) dieron a conocer recientemente los resultados del año pasado. El presidente del colectivo, Esteban Paz, indicó que las ventas aumentaron un 26% con respecto al ejercicio anterior, pasando de la descarga de 64.000 toneladas, en el 2005, a 82.000, en el 2006.

 

El dirigente de la principal organización mejillonera gallega destacó que uno de los motivos que ayudaron a que las cifras aumentasen espectacularmente fue la escasa repercusión de las mareas rojas: «O ano pasado apenas tivo incidencia no sector e puidemos vender bastante ben o noso produto», explicó Esteban Paz.

Opmega cuenta en la actualidad con unas 1.100 bateas asociadas, y la agrupación más importante es la rianxeira de Aspromeri, que aporta a la central mejillonera algo más de 261 artefactos flotantes.

Facturación

El presidente de la organización señaló que el ejercicio anterior fue bastante bueno, y sin mayores complicaciones. «Recuperamos clientes e tamén conseguimos vender toda a produción, incluso a que nos quedaba pendente do ano 2005 que quedou colgada nas bateas debido á marea vermella».

Por destinos, la comercialización para la industria alcanzó un volumen superior a las 64.000 toneladas. El valor facturado en primera venta fue de algo más de 39 millones de euros y el precio medio quedó establecido en 0,48 euros.

Fuentes de la organización mejillonera destacaron que durante el pasado ejercicio se dieron de baja de la entidad las asociaciones Virxe do Rosario, San Amaro e Illa de Arousa. En la comarca, además de Aspromeri, están integradas en dicho colectivo las agrupaciones de Amebarraña, A Pobra, Muros-Noia, Muros-Esteiro y Virxe do Carmen de Abanqueiro.

El mercado ruso

Los responsables de la organización de productores están buscando nuevos mercados para colocar el bivalvo. La semana pasada, una representación comercial de Opmega visitó Rusia con la finalidad de tantear la situación y ver la posibilidad de llegar a este país con el molusco gallego.

El presidente, Esteban Paz, reconoció que este mercado es muy tentador, pues tiene un número importante de posibles consumidores.

Para el representante de la organización, lo primero que hay que hacer es dar a conocer el producto y ponerlo en el mayor número de lugares posible. Ahora se abre la posibilidad de llegar a Rusia, y el responsable de la asociación espera que las gestiones den los resultados apetecidos y el mejillón gallego pueda venderse próximamente en este país

Esteban Paz resaltó que también están haciendo un gran esfuerzo para aumentar las ventas en Gran Bretaña y en otros estados miembros de la Unión Europea, donde ya han mantenido contactos con futuros clientes para introducir el molusco.

Fuente: http://www.lavozdegalicia.es