(El Ideal gallego). Los asistentes llegaron al acuerdo de presentar todas las alegaciones conjuntas contra la implantación del plan.

 

Los representantes de los colectivos vecinales de Seráns (Porto do Son), representantes de la piscifactoría Quilmas, de Carnota, entidades conservacionistas de Ribeira y O Salnés y representantes de la Federación Galega de Cofradías fueron los asistentes a la reunión con miembros de Adega.

El acto tuvo lugar el miércoles en Santiago y en él se pudieron exponer los contenidos del Plan Acuícola informando de los impactos que va a causar en el litoral.

La asociación ayudará a todos los colectivos para que presenten sus alegaciones en contra del plan en un plazo de 30 días.

Los afectados se quejan de que el plan causará un gran impacto ecológico en la zona y supondrá una reducción de los puestos de trabajo con respecto a la pesca tradicional.

Según ellos la Xunta está desaprovechando un auténtico potencial del litoral gallego.

Por este motivo los afectados piden que se cuide el medio marino eliminando todos los impactos que se producen por las distintas fuentes de contaminación y también por el urbanismo salvaje que se desarrolla en la zona; se trata, en definitiva, de que se apueste por potenciar la producción propia de las especies marinas.

Manifestación > El colectivo afectado tiene pensado apoyar las diversas acciones que cada una de las plataformas desarrolle y desenvuelva a niveles locales.

La primera en recibir el apoyo será la piscifactoría de Stolt en Quilmas (Carnota).

Se ha anunciado una manifestación contra la ampliación de la piscifactoría que tendrá lugar mañana a las cinco de la tarde en el puerto de Quilmas bajo el lema "Galiza non se vende", en clara referencia a la idea que sostienen estos colectivos de que los recursos propios marinos se están abandonando en favor de las empresas foráneas.

Fuente: http://www.elidealgallego.com