Como parte de los proyectos relacionados con la optimización del cultivo de Lenguado Chileno y la transferencia de la tecnología, el Centro de Investigación Marina Quintay cosechó 300 ejemplares de esta especie endémica.

 

Cimarq-Quintay se ha destacado desde hace más de una década por el desarrollo y optimización de tecnologías para el cultivo de recursos nativos de importancia comercial; ejemplo de ello es el trabajo que se ha realizado en la producción de semillas de erizo rojo, lapa y almeja, y de peces como lenguado fino y congrio colorado.

Así en el marco del proyecto FONDEF I + D, D02I1094 “Optimización del Cultivo de Lenguado Chileno a través de herramientas Biotecnológicas, Nutricionales y Reproductivas”, se logró producir un importante número de juveniles, los que posteriormente fueron engordados.

Luego, la adjudicación y desarrollo del proyecto de “Transferencia para la Tecnología del Cultivo del Lenguado” (FONDEF D04T2029), permitió reunir la metodología en forma de manuales, bases técnicas y un proyecto de inversión para el cultivo de esta especie a escala comercial.

De esta forma, la tecnología fue transferida a las empresas participantes del proyecto, a través de capacitación directa en todas las etapas del cultivo. Además y como una de las actividades más importantes resultantes de la transferencia la segunda semana de julio se realizó la cosecha de gran parte de los lenguados producidos en el marco de estos proyectos.

Los 300 ejemplares cosechados fueron procesados para obtener tanto producto entero eviscerado como filetes, los que fueron congelados y empacados al vacío- proceso que permite mantener todas las propiedades organolépticas de un producto de alta calidad como el lenguado-,  siendo utilizados en la exploración tanto del mercado nacional como internacional.

Fuente: Universidad Andrés Bello