La Coruña (El Ideal Gallego). Un grupo de unos setenta vecinos de Merexo (Muxía) afectados por la ampliación de la piscifactoría de Stolt Sea Farm-Prodemar, mantuvieron en la noche del jueves una reunión con el alcalde, Félix Porto, de la que salieron convencidos de que la expropiación de sus terrenos es un hecho y de que no pueden contar con el apoyo del Concello.

 

Un portavoz vecinal indicó que sobre sus intereses prevalecen los de los cuarenta puestos de trabajo que se crearán con la ampliación de la piscifactoría y calificó de "atraco" la expropiación de sus propiedades.


No obstante, indicó que los afectados están estudiando los pasos a dar ya que "imos tentar defender o que é noso", bien a través de una manifestación o recogiendo firmas, extremo que todavía no han acordado.


Ahora tienen hasta el 30 de agosto para presentar alegaciones al proyecto.

Fuente: http://www.elidealgallego.com