Porto Do Son (El Ideal Gallego). La decisión de la Consellería de Pesca de incluir en el Plan sectorial de Acuicultura de Galicia la ampliación de la granja marina de Seráns ha llevado a todos los grupos políticos municipales de Porto do Son a reiterar su rechazo frontal a esa posibilidad.

 

Así, el pleno acordó manifestar su oposición a cualquier ampliación de la piscifactoría en 11,5 hectáreas. Y lo hizo con el respaldo unánime de todos los partidos políticos y del público, más de un centenar de personas, que llenó hasta los topes el salón de sesiones para lanzar el mensaje inequívoco de que la ciudadanía no quiere la ampliación.

Durante el debate del punto, que fue incluido por urgencia, el alcalde, Manuel Tomé Piñeiro, explicó que se había reunido con la empresa y los afectados y acordaron formar una mesa de negociación en la que estuviera representada la Consellería de Pesca, y recordó que el PP ya estuvo en contra de la piscifactoría de Baroña. Asimismo, señaló, en referencia al PSOE, y en especial a su portavoz, Ramón Quintáns, que "algunos" deben aclarar por qué en Baroña tomaron una postura y en Seráns otra.

Quintáns aseguró que tanto vecinos como el empresario no quieren ampliar la granja, "por lo que no voy a ir yo a favor", a pesar de que el proyecto ha sido incluido en un plan que ha redactado una Consellería socialista. A este respecto, la portavoz nacionalista, Ánxela Franco, recordó que se trata de un borrador. "No hay nada firme", dijo.

Durante el pleno también se aprobó por unanimidad el cambio de finalidad de unos préstamos por un importe de 40.595,43 euros para la adquisición de terrenos destinados a la instalación de las depuradoras de Loreto y de Tarrío y Orellán.

El anterior equipo de gobierno contemplaba vender el aprovechamiento de unos terrenos para hacer frente a dicho gasto, pero el Partido Popular no es partidario de esta alternativa. Quintáns, por su parte, advirtió que con esta actuación el Concello se va a quedar sin liquidez.

El regidor sonense decidió también retirar del orden del día sin dar explicación alguna el punto referente a la contratación de una auditoría. Y finalmente, la Corporación dio luz verde por unanimidad a la modificación del convenio colectivo del personal laboral del Concello.

Fuente: http://www.elcorreogallego.es