Por: Russell Flannery
FORBES
Traducción: Aquahoy

La industria pesquera de Asía esta inundado con el crecimiento, oportunidad  y el riesgo

La FDA acaba de anunciar la prohibición de la importación de algunos alimentos acuáticos provenientes de la acuicultura china, basado en sus preocupaciones sobre los residuos químicos, lo que trajo una mala reputación a las exportaciones de Asía y ha sido una mala noticia para toda la industria pesquera mundial. Un grupo internacional de investigadores dijeron que ha finales del alo pasado, el 29% de las especies sufrieron en colapso de sus poblaciones debido a la sobrepesca.

 

Estos problemas son incapaces de minar la demanda global creciente por el pescado y otros productos de la acuicultura. La industria se viene expandiendo a una tasa anual de 10%, o tres veces el crecimiento de la economía mundial. La demanda es especialmente dinámica en Asía, donde el pescado es un símbolo de prosperidad. La industria en China, el más grande mercado del mundo, esta creciendo a una tasa anual de 12%.

Destacando el potencial de la industria, el Gobierno de Singapur, dueño de la empresa de inversión Temasek, anunció en junio la compra del 10% de participación en la Minh Phu Seafood Corp. de Vietnam. Con una capitalización en el mercado de $237 millones, Minh Phu es uno de los más grandes productores de camarón en la región.

El incremento de la protección de las pesquerías naturales esta conduciendo a mejorar los ingresos de los acuicultores, quienes representan la mitad de la cosechas acuáticas del mundo. Los chinos son los más antiguos en la acuicultura. El texto más antiguo sobre acuicultura, escrita por Fan Li, fue publicado en 473 A.C. China tiene a 4.5 millones de personas trabajando a tiempo completo en la acuicultura, de acuerdo a las Naciones Unidas; lo que se compara con los casi 12 millones de acuicultores en todo el mundo.

Entre los probables ganadores, en el fragmentado y la mayoritaria industria de pescado a escala pequeña, son los proveedores a los productores o empresas los que pueden obtener ingresos a escala similar a la industria pesquera oceánica. Tongwei, centro agrícola del oeste de China, en la Provincia de Sichuan, es el proveedor más grande de alimentos para peces. Liu Hanyuan, se ubicó en la posición 123 de la lista de las personas más ricas de China publicado por FORBES, tuvo ganancias cercanas al 23% ($19.7 millones), sobre la base de un incremento de 31% ($635 millones) en ingresos. Se pronostica que la participación de Tongwei en las ventas se incrementara nuevamente este año.

Pacific Andes International es administrado y ubicado en Hong Kong, tiene derechos pesqueros en el Pacífico Norte y Sur. En junio, Pacific Andes anunció la compra de nuevos derechos en Perú y que incrementó su participación en china Fishery Group, una subsidiaria ubicada en Singapur. La participación en ventas de Pacific Andes es solo 10 veces lo pronosticado por Thomson IBES 2007 para el ejercicio económico que vence el próximo mes de marzo.

Una de las dos únicas empresas con derechos para capturar peces en Tasmania, Tassal Group, incrementara hasta 70% su participación en Australia. Salmón es el más grande negocio, de hecho el único, para Tassal, que comercializa principalmente sus productos en el mercado domestico australiano.

Tassal también vende pescado en Japón y esta tratando de incursionar en Hong Kong. Mark Carew, quien sigue a Tassal en Macquarie Research Equities en Sidney, predice que los ingresos se incrementaran en 50% este año, alcanzando los $23 millones, lo que incrementará sus ganancias en el mismo porcentaje ($23 millones). Tassal comercializara 24 veces lo estimado por Carew para el 2007.

Thai Union Frozen Products, ubicado en Bankok, venderá 10 veces lo estimado por CLSA para el 2007, una especialista en corretaje  de mercados emergentes en Hong Kong. La política incierta en Tailandia, ha deprimido el mercado local, pero el CLSA espera que los ingresos de Union Frozen, procesador de atún y camarón, se incrementara más del 10% este año, en base a las mejoras en las ventas y los margenes.

Indonesia también tiene poblaciones acuáticas en venta. Una razón: Los inversionistas enfrentan más dificultades gubernamentales que en China. “La acuicultura es muy interesante, pero la experiencia anterior de los inversionistas no es buena” dijo Nicholas Cashmore, jefe de investigación de la CLSA. “Tienes que estar dispuesto a salir” y mirar activos, expreso Cashmore. “Algunas veces la verdad necesita ser embellecida”.

Para los inversionistas que quieren tomar tal riesgo, Central Proteinaprima, también conocido como CP Prima, es principal procesador de camarón en Indonesia y entre sus productos incluyen alimento para camarón. Esto parece estar parcialmente basada en sus vínculos a Charoen Pokphand Foods, una de las empresas agroindustriales más grande de Asía. CP Prima generó ingresos por %557 millones el año pasado y ganancias de $26 millones.

Debido a que la acuicultura se expande y los productores ensayan criar peces más grandes en áreas más pequeñas, el riesgo de enfermedades y agotamiento se incrementará, según Brian Halewil del Worldwatch Institute in Washington, D.C.

Esto también presenta oportunidades para desarrollar nuevos productos para ayudar a asegurar la productividad y salubirdad. Por ejemplo, Aqua Bounty Technologies of Waltham, Mass., quien participa en el mercado de Londres, obtuvo la aprobación del gobierno de Vietnam, para probar un aditivo alimentario diseñado para mantener saludable al camarón. Esta es una forma especulativa. Con menos de $1 millón en ingresos, Aqua Bounty perdió $5.8 millones en el primer semestre del año pasado.

Fuente: http://www.forbes.com/home/free_forbes/2007/0723/154.html