Ohio. Las nuevas investigaciones sugieren que sustancias extraídas de las algas marinas pueden proteger contra el cáncer de la piel causado por la excesiva exposición al sol.

 

Los estudios en animales indican que las sustancias llamada polifenoles de las algas marrones (BAPs por sus siglas en ingles), pueden proteger contra los canceres a la piel causados por la radiación ultravioleta B (UVB).

 

La radiación ultravioleta UVB en la luz solar es la responsable del 90% del 1.3 millones de casos de cáncer a la piel diagnosticados en los Estados Unidos anualmente.

 

Los investigadores aplicaron la BAPs a la piel de ratones sin pelo y además proporcionaron los BAPs en las dietas de los animales. En ambos casos, las sustancias redujeron el número de tumores en la piel hasta un 60%; ellos también redujeron la inflamación.

 

El estudio, liderado por investigadores del de la Universidad Estatal de Ohio, fue publicado el 15 de diciembre en el International Journal of Cancer. “Estos compuestos parecen ser efectivos a bajas dosis” dijo el investigador Gary D. Stoner, profesor de medicina y un investigador de la quimioprevención del cáncer.

 

La investigación de laboratorio mostró que las BAPs son antioxidantes fuertes y pueden tener propiedades anticancerígenos.