Superas a una lubina crianza en el departamento de pesca en el supermercado, y pagas una prima por sus primos silvestres. ¿Estás obteniendo lo que pagas, o es que el pez “silvestre” fue criado en una piscigranja y accidentalmente o intencionalmente fue mal rotulada”. Los científicos han desarrollado un método para responder a esta pregunta.

 

J. Gordon Bell y sus colegas puntualizaron que la legislación de la Unión Europea exige que los comerciantes minoristas y los consumidores tengan información del origen geográfico y el método de producción del alimento de origen acuático. “Debido a la naturaleza global de la producción, productos similares pueden tener orígenes distintos, y esto conduce a un mal rotulado, intencional y fraudulento” establece el informe.

La nueva prueba se basa en las diferencias en la composición de los componentes de las grasas hallados en los peces de crianza y los silvestres. Las diferencias se originan debido a que los peces de crianza usualmente son alimentados con una dieta que contiene bajos niveles de ingrediente de origen marino. Las pruebas se realizaron en 10 lubinas silvestres y 10 de crianza, los investigadores destacaron la necesidad de verificar los hallazgos en muestras más grandes de diferentes peces.

El articulo: "Discrimination of Wild and Cultured European Sea Bass (Dicentarchus labrax) Using Chemical and Isotopic Analyses", fue publicado en el último número del Journal of Agricultural and Food Chemistry de la American Chemical Society (ACS).

Fuente: Science Daily