(La Segunda). Un incremento de 15,7 % registraron las exportaciones de pesca extractiva entre enero y mayo de 2007, en comparación con el mismo período de 2006, según informó la Sociedad Nacional de Pesca.

 

 

Las exportaciones llegaron a US$ 642.108, mientras que en enero mayo de 2006, alcanzaron a US$ 554.888. En toneladas, sólo se aumentó en 2,5%, “lo que deja en evidencia que las mayores ventas se han logrado por los mejores precios, fundamentalmente de harina de pescado, conservas y fresco refrigerados”, dijo Héctor Bacigalupo, gerente general de SONAPESCA.

 

Si bien el valor de la harina de pescado experimentó un alza de 39,1%, reflejando el incremento de US$ 831 a US$ 1.156 por tonelada, el precio está en el mismo nivel “e incluso un poco menor (3,5%) que el precio del segundo semestre, donde llegó en promedio a US$ 1.198”. Si se mantiene el valor a su nivel actual, “a fin de año, el alza de precio de la harina, en promedio sólo sería de 15%, por efecto de los menores precios de los primeros seis meses de 2006”, afirmó Bacigalupo.

Las exportaciones de congelados muestran estabilidad (0,5 %), llegando a US$ 183.837, aún cuando, en toneladas, el incremento fue de 7,9% en relación al mismo periodo del año anterior. Sin embargo, el jurel congelado sigue mostrando dinamismo, alcanzando un crecimiento de 9% en valor y 11% en toneladas.

Los choritos congelados son uno de los productos de mayor crecimiento, logrando un  aumento de 38%.

Las exportaciones de conservas también se incrementaron en un 10,8%, llegando a US$ 73.291, resultado que se obtuvo especialmente por el aumento de las conservas de jurel que alcanzaron US$ 40,5 millones, lo que representa un 16,2% más que el año pasado, abarcando así la mitad de las ventas en conservas.

El rubro que menos variación tuvo fue fresco refrigerado, que aumentó en precio en un 6,1% y disminuyó en toneladas en  11,1%.

Fuente: http://www.lasegunda.com