Ellsworth. La última semana el Consejo Asesor del Department of Marine Resources (DMR) aprobó una regulación que triplica el área total que un individuo puede arrendar en las aguas estatales para usar en la acuicultura. El cambio fue autorizado por la legislatura del año pasado.

 

Bajo las anteriores regulaciones, una persona o entidad podría arrendar 300 acres; ahora el límites es 1,000 acres. Los cambios de la legislación dan a la autoridad de la DMR la capacidad de solicitar a los acuicultores un plan anual de cultivo para su área arrendada.

 

La misma legislatura incremento el área de arrendamiento de 300 a 500 acres. Además la DMR puede incrementar el área por regulación hasta a 1,500 acres, si se determina que el incremento es beneficioso para la administración apropiada de la acuicultura, ambiental y económicamente.