Por: Antonio López
Murcia (La Verdad). La acuicultura se ha convertido en los últimos años en la forma productiva sustitutiva de la pesca tradicional. Los datos así lo revelan. El pescado de granja ya duplica al obtenido en los barcos pesqueros.

 

En el 2005, según las cifras aportadas por la Consejería de Agricultura y Agua, se extrajeron de las piscifactorías 6,1 millones de kilos, mientras que del mar tan sólo 3,1 millones de kilos. Unos datos que demuestran el estado por el que pasa el sector de la pesca extractiva en la Región.

Desde el año 2000, las capturas de la flota pesquera han descendido un 41,6%, mientras que la producción en granjas flotantes casi se ha duplicado en los últimos años, hasta el punto de haber situado a la Región en los primeros puestos de producción acuícola de peces a nivel nacional, lo que ha posibilitado la creación de toda una industria de transformación y comercialización -sobre todo de atún rojo- que supone un gran peso económico en Murcia.

Una industria, la acuícola, que con 15 instalaciones, consistentes en jaulas flotantes situadas en concesiones marinas, ocupa más de seis millones de metros cuadrados de superficie y produjo en el 2005, 6.197 toneladas de peces, por un valor de 63,7 millones de euros. Alrededor de 3.129 correspondieron a atún rojo, 2.190 a dorada, 708 a lubina y 170 a corvina.

La acuicultura se ha convertido en el elemento estabilizador y aglutinador de excedentes de mano de obra del sector pesquero extractivo, por lo que su censo se ha visto reducido en los últimos diez años a la mitad. Se ha pasado de 1.274 trabajadores en el año 1995 a 564 en 2005.

La situación decreciente del sector pesquero extractivo de la Región se ha visto reflejado, de la misma forma, en la reducción de su flota, similar a la media europea y muy inferior a la de España, pasando de 307 barcos en 2003 a 292 en el pasado 2006. La pérdida de flota más significativa se ha dado en Águilas y Cartagena.El tipo de acuicultura que se desarrolla en la Región es de ciclo cerrado consistente en la obtención de huevos a partir de reproductores criados en cautividad y su posterior engorde, en el caso de la dorada y la lubina.

El atún rojo se obtiene de los ejemplares que llegan cada año en su migración al Mediterráneo. Se pesca mediante redes de cerco y se trasladan a las costas murcianas para su engorde y engrase. Las últimas investigaciones del Instituto Murciano de Investigación y Desarrollo Agrario y Alimentario (IMIDA) se centran en el engorde de pulpo en viveros marinos para una futura comercialización.

Fuente: http://www.laverdad.es