Los extractores y procesadores locales de camarón dijeron que las recientes decisiones del Departamento de Comercio podrían ser “devastadoras”.

 

La semana anterior el Departamento de Comercio revocó la decisión a cargar impuestos a las importaciones de camarón ecuatoriano, aun cuando anteriormente se determino que distorsionaban el mercado estadounidense  y que deja fuera de competencia a los camaroneros locales.

Los impuestos anti-dumping son tarifas impuestos a los bienes extranjeros, comercializados en el mercado local a precios por debajo de su verdadero valor.

“El Departamento de Comercio esta haciendo cumplir nuestras leyes y provee a la industria doméstica su estatus de acuerdo al mandato del congreso y en concordancia con nuestras obligaciones internacionales” dijo Stephen Claeys, secretario auxiliar para las actividades anti-dumping.

Pero un grupo de la industria camaronera indicó que la decisión del gobierno es una “atrocidad” y además dijeron que los representantes del Departamento de Comercio fallaron en demostrar las prácticas comerciales injustas de Ecuador en el mercado del camarón de USA.

“Esto será devastador para los extractores y procesadores de camarón locales” dijo Richard Gollot, dueño de la procesadora Golden Gulf Coast Packing y miembro de la Southern Shrimp Alliance.

Fuente: Sun Herald