Tokio (Associated Press). Organizaciones internacionales de pesca acordaron aplicar un plan sin precedentes para revertir el declive de las reservas de atún a nivel mundial, incluído un plan de llevarle el rastro a cada pez desde su captura hasta su venta, informó el jueves la prensa japonesa.

 

El plan fue adoptado en principio por las cinco organizaciones internacionales de conservación del atún, en la primera conferencia de su tipo llevada a cabo en la ciudad occidental de Kobe, en Japón, según informó una agencia noticiosa local, citando funcionarios del evento que no pudieron ser identificados.

 

Los participantes de la conferencia esperan adoptar el plan el viernes cuando concluyan las reuniones.

 

El funcionario Takaaki Sakamoto de la Agencia Japonesa de Pescaderías expresó que aún estaban trabajando en el borrador del plan y no podía ofrecer comentarios sobre su contenido. La agencia dijo que los participantes se están concentrando en el uso sustentable del recurso pesquero del atún.

 

El plan estipula una mayor comunicación entre los cinco organismos mundiales que regulan la pesca, especialmente para compartir información sobre pesca ilegal y valoración de las reservas de atún, expresó Kyodo. El plan también recomienda establecer un equipo de inspección en alta mar.

 

Según el plan, los grupos harían operativos para suprimir la pesca furtiva al armonizar un programa de rastreo comercial que mejoraría la documentación de los volúmenes de pesca a través de etiquetas electrónicas, expresó Kyodo.

 

La sobreexplotación pesquera y la pesca furtiva son responsables en gran medida de la baja en reservas de atún en todo el mundo, afirman conservacionistas.