Formosa (Agrodiario). Un frigorífico para la faena de peces se está montando en la ciudad de Clorinda, cercana a la frontera con Paraguay. La planta, de la firma Isla Pé, estará al servicio de los productores, que cuentan con 240 hectáreas destinadas a la actividad piscícola, en el nordeste del territorio provincial.

 

La cría de pacúes en estanques responde a la creciente demanda de los consumidores, dijeron en la empresa. La firma provee de alevinos y peces juveniles, que son engordados y remitidos luego a supermercados y otros centros de venta.

En la actualidad, la empresa está realizando algunas construcciones complementarias sugeridas por el Senasa para la habilitación del frigorífico. "Esperamos habilitarlo en los próximos meses", dijo Néstor Gromenida, uno de los más destacados especialistas en acuicultura del país y técnico de Isla Pé. Según precisó, la habilitación del frigorífico permitirá a la empresa ganar nuevos mercados fuera de la provincia.

"El producto ya es conocido y llegan pedidos continuos que justifican plenamente realizar esas inversiones", explicó. "Hoy, el pacú está presente en las cartas de los restaurantes de gran parte del país y es la consecuencia de una pertinaz participación en muestras y exposiciones, que se encargan de poner en evidencia las bondades y la calidad de la carne de peces de cultivo", señaló.

Gromenida relató que despertó mucho interés por la acuicultura el stand que instaló la provincia de Formosa en la reciente
Exposición Rural de Palermo.

El empresario señaló que el proceso requiere invertir en alimentos balanceados para los peces, que consumen 2 kilos de alimentos por cada kilo de animal. "Un productor que va a lograr en una hectárea 3 toneladas de pacú debe contar con 6 toneladas de alimentos, lo que significa gastar unos $ 6000", relató Gromenida.

"En Formosa tenemos la ventaja climática, ya que las temperaturas no llegan a ser extremas para ocasionar mortandades, como ocurre hoy en el norte santafecino, a lo que se agregan las condiciones particulares del suelo, puesto que la arcilla que lo compone principalmente permite que haya infiltración cero, lo que significa ahorro de agua", explicó el empresario.

Fuente: http://www.agrodiario.com.ar