Santiago (El Ideal Gallego). Los vecinos de Merexo (Muxía) presentarán alegaciones contra el Plan Galego de Acuicultura que pretende autorizar, entre otros proyectos, la ampliación de la piscifactoría de Stolt Sea Farm, ubicada en esta localidad coruñesa.

 

Así lo asegura la Asociación para a Defensa Ecolóxica de Galicia (Adega) en un comunicado recogido en su web. La organización califica de "delirante" e "insustentable" la iniciativa prevista, que ocupará 270.000 metros cuadrados en el litoral de este municipio.

Adega recuerda que la acuicultura en tierra, orientada fundamentalmente a la producción de peces planos -como el rodaballo- representa un 1,8% de la producción total de la actividad del sector, al que también pertenecen los profesionales que desarrollan su actividad a flote o en los parques de cultivo de moluscos, bateas de mejillón, por ejemplo.

La organización ecologista recurre a datos de 2002 para cuestionar el carácter "estratégico" que la Consellería de Pesca concede a este plan. Señalan que la producción en tierra ascendía hace cinco años a 4.000 toneladas mientras que la de la acuicultura a flote y en batea alcanzaba las 222.000.

Reiteran que esta actividad, además de suponer el 98,2% de la producción del sector acuícola, da empleo directo a 10.000 personas. Las piscifactorías generaron en 2002 un total de 520 puestos de trabajo. Adega asegura no entender el "esquecemento" de esa parte de un ámbito de producción que genera el 95% de su empleo y se basa en el aprovechamiento de los recursos autóctonos.

A su vez valoran como injustificada la elaboración de un plano sectorial que ordena "unha parte moi pequena" de una actividad que, afirman, registra producciones "comparativamente moi baixas, produtos de menor valor engadido, non contribúe a poñer en valor os recursos mariños do litoral galego, xera poucos postos de traballo e está dominado por unhas poucas corporacións transnacionais".

Reprochan al Gobierno gallego que el citado plan vaya a disponer de una subvención pública que ascenderá al 40% de la inversión total realizada en la instalación, ampliación y puesta en funcionamiento de las plantas acuícolas. Todo, aseguran, a pesar de la "baixa xeración de traballo e a pobre contribución económica".

Estas razones llevan a Adega a considerar que el Plan Galego de Acuicultura no contribuirá al desarrollo sostenible, social y económico de la comunidad sino al de las plusvalías de las empresas del sector.

Fuente: http://www.elidealgallego.com