(El Periódico). Cuatro personas han fallecido hoy en un accidente ocurrido mientras trabajaban en una piscifactoría de la localidad de Illana (Guadalajara), han informado fuentes de la Subdelegación del Gobierno en la provincia.

 

El accidente ha tenido lugar sobre las 13.00 horas cuando los trabajadores cayeron en una fosa séptica.

Los fallecidos son el dueño de la empresa Francisco del Olmo.; su hijo, Antonio del Olmo., y un matrimonio que trabajaba en la piscifactoría, José Carlos Hernández y Cristina Clemente.

El propietario acudió a ayudar a su hijo

Los hechos comenzaron cuando el hijo del dueño de la planta trabajaba en la fosa séptica y se ha desvanecido por la inhalación de gases tóxicos. Así lo ha relatado Luis Padrino, alcalde de Almoguera, localidad cercana a la planta en la que ha ocurrido el accidente y en la que residían el dueño de la planta y su hijo.

Padrino ha detallado que Antonio del Olmo, de 23 años, trabajaba en la fosa séptica cuando se desvaneció, por lo que su padre, Francisco, de 58 años, acudió en su ayuda y también cayó a causa de los gases que emana la fosa.

José Carlos Hernández, empleado de la planta, salió para acercar al dueño su teléfono móvil y se percató de la situación, por lo que también se adentró en la fosa y sufrió los mismos efectos, al igual que ocurrió poco después con su esposa, Cristina Clemente.

Los cuatro cadáveres han sido trasladados al tanatorio municipal de Guadalajara, donde se les practicará la autopsia, que determinará la causa de los fallecimientos, aunque todo indica que se debieron a la inhalación de gases tóxicos.

Fuente: http://www.elperiodico.com