(Diario Pyme). Consolidar y desarrollar con mayor fuerza el Cluster del Salmón es el objetivo que persiguen los 18 proyectos aprobados en la convocatoria especial 2005-2006 del Programa Tecnológico del Salmón, dependiente del Comité INNOVA Chile de CORFO.

 

Estas iniciativas, que buscan superar complejidades que la cadena del salmón enfrenta en materia genética, sanitaria, alimentaria y logística, disponen de recursos por un total de $ 7.281 millones, de los cuales $ 3.442 millones corresponden a aportes del organismo estatal y el resto al sector privado.

 

Este año tiene lugar la implementación de los proyectos que tienen distintos períodos de desarrollo y se llevará a cabo también el seguimiento y evaluación por parte del Comité INNOVA Chile.

 

En este sentido, Rodrigo Infante, gerente general de Salmón Chile, entidad sectorial que integra el Cluster del Salmón, señaló que el trabajo público-privado que precedió tanto al programa como a la convocatoria, permitió determinar con exactitud los puntos más sensibles de la industria y así enfocar hacia la solución de estos el criterio de selección de los cerca de 60 proyectos que respondieron a la convocatoria.

 

"Sobre la base de ese análisis se abrió el concurso y se aprobaron los proyectos más idóneos para dar respuesta a los puntos sensibles que detectamos, como biotecnología, logística y genética, principalmente. Todo ello permitirá que, especialmente, las Pyme del salmón desarrollen a cabalidad su potencial de gestión y dispongan de mayores conocimientos, todo lo cual cambiará y consolidará el cluster en una nueva etapa", afirmó el ejecutivo, que también se desempeña como consejero de INNOVA Chile.

 

Por ejemplo, en el área de genética las líneas de investigación más relevantes resultaron ser la evaluación de ingredientes para nuevas dietas alimentarias, alternativas genéticas para el mejoramiento de resistencia a enfermedades y mejora en los genes de rendimiento.

 

Por su parte, en el área de desarrollo de vacunas, destacaron iniciativas para prevenir enfermedades críticas, así como el desarrollo de herramientas complementarias para la prevención y control de enfermedades; la elaboración de fármacos orgánicos y la generación de métodos de inmunización pasiva.

 

Iniciativas de este tipo también persiguen dar respuesta a la creciente necesidad de asegurar la calidad e inocuidad alimentaria de los productos de exportación, en línea con las mayores exigencias de los mercados internacionales.

 

Resulta innegable la relevancia que la industria del salmón tiene para la economía chilena y en este marco la trascendencia del Cluster como factor de asociatividad para todos los actores de su cadena productiva.

 

Según cifras de SalmonChile -entidad que agrupa a los productores de esta especie-, entre los años 1991 y 2004, el valor de los envíos de salmón se incrementó en torno al 1000%, pasando de US$ 150 millones FOB a más de US$ 1.500 millones FOB al final de este período. A su vez esta última cantidad corresponde a la mitad del valor de los embarques de todo el sector pesca nacional y un 4,6% del total de las exportaciones nacionales.

 

En 2005, en tanto, el valor total de las exportaciones de salmón chileno alcanzó los US$ 1.721 millones FOB, monto superior en un 20% al del año anterior. Este aumento se debió al alza en los precios promedio del salmón en los mercados internacionales y al incremento en las exportaciones de productos con mayor valor agregado.

 

Por su parte, la salmonicultura ha cambiado el rostro de la Décima Región, donde se desarrolla, especialmente en los ámbitos laboral y exportador. En primer término, en 2005 esta industria fue responsable de la creación de más de 36.000 empleos directos e indirectos, mientras que sus exportaciones representaron el 80% de sus embarques al exterior.

 

Industria dinámica

La del salmón es una industria que ha desarrollado un proceso de aprendizaje y error, que la mantiene en permanente innovación. Sin embargo, según el diagnóstico realizado por Agraria en 2004, el actual proceso de consolidación del cluster requiere resolver desafíos pendientes que le permitan al sector mantener y potenciar su liderazgo como productor.

 

Los principales desafíos dicen relación con perfeccionar el marco normativo que rige la actividad, mejorar la infraestructura y los aspectos logísticos; fortalecer el capital social, así como los niveles de asociatividad y cooperación; formación y capacitación; seguridad laboral y cuidado del medioambiente.

 

Otros retos están dados por avances en materia de calidad aplicada a toda la cadena de valor y fortalecimiento constante del proceso de innovación tecnológica.

 

En este marco, el Programa Tecnológico del Cluster del Salmón fue desarrollado por INNOVA Chile con el objetivo claro de reducir la gran brecha que existe respecto de la inversión en innovación y desarrollo (I+D) entre Chile y sus países competidores como Canadá, Estados Unidos, Reino Unido o Noruega, este último, primer productor mundial en la crianza de salmones.

 

Por ejemplo, la relación Chile y Noruega sobre la inversión en desarrollo genético en salmones es de 1 a 10, lo que sumado al hecho de que nuestro país solo destina el
0,7% del PIB a proyectos de I+D, frente al 2,5% ó 3% que se invierte en países desarrollados, indica que para alcanzar y mantener un sistema productivo del salmón que sea líder a nivel mundial, necesariamente se debe estimular a la industria para innovar constantemente y así adquirir factores de especialización y mejorar la competitividad frente a sus competidores.

 

En 1990, CORFO comenzó a apoyar el desarrollo de la industria salmonera mediante proyectos de investigación y programas de apoyo en áreas transversales. En primera instancia lo hizo a través de los fondos FDI y FONTEC, que luego fueron fusionados en el Comité INNOVA Chile que prosiguió esta labor.

 

Nuevos Programas Tecnológicos

El Programa Tecnológico del Salmón es el primero de importantes iniciativas en esta materia que se prospectan para el año 2007, entre ellos en los sectores hortofrutícola, vitivinícola y minero.

 

Jean-Jacques Duhart, director ejecutivo de INNOVA Chile de CORFO, explicó que una de las particularidades de los Programas Tecnológicos es que reúnen a los principales actores de cada industria a discutir los desafíos, oportunidades, debilidades y fortalezas en materia de innovación para el desarrollo del negocio.

 

"Queremos avanzar hacia un tipo de trabajo más articulado con grupos de empresas de determinadas industrias, y ya no tan sólo en una acción dispersa en torno a una gama de proyectos individuales. Para eso hemos desarrollado la modalidad de Programas Tecnológicos, que a diferencia de los proyectos, apoyados por los distintos instrumentos de los que dispone este comité, que tiene INNOVA Chile de Corfo, permiten organizar mejor los esfuerzos de innovación de las empresas en determinados sectores", concluyó.

Fuente: http://www.diariopyme.cl