San Salvador (AFP). La extracción y consumo de ostras en El Salvador ha sido prohibido debido al riesgo de contaminación por marea roja y se están monitoreando los niveles de toxicidad en otros moluscos, anunció este miércoles a la prensa el ministro de Medio Ambiente, Eduardo Guerrero.

 

La alta concentración de un alga (de la especie Pyrodium bahemense), de gran toxicidad, que provoca cambios de la coloración del agua por sus pigmentos -especialmente de color rojo- son los causantes de dicha marea.

A inicios del 2006, más de 200 tortugas marinas murieron en las costas de El Salvador tras resultar intoxicadas con saxitoxinas producidas por la marea roja.

Las saxitoxinas, que actúan como neurotóxicos atacando el sistema nervioso, fueron adquiridas por las tortugas tras alimentarse con medusas que presentaban altas concentraciones de la misma.

Este miércoles, Guerrero llamó a la población a "colaborar" absteniéndose de comprar y consumir ostras, pues las toxinas producidas por la marea roja pueden llegar provocar la muerte.