Castellón (Terra.es). La acuicultura de la provincia de Castellón vive un momento de expansión sin precedentes como lo demuestra el incremento de la producción de 2006. Las tres piscifactorías ubicadas en la geografía castellonense (dos en Burriana y una en Oropesa) registraron un incremento en el número de kilos de un 40 por ciento respecto a 2005.
Según datos de la Conselleria de Agricultura y Pesca, las plantas de cría en cautividad de Castellón produjeron de abril a noviembre de 2006 (último mes contabilizado) un total de 1.049.727 kilos de pescado frente a los 628.071 kilos de 2005 (los datos oficiales de la Conselleria no reflejan los meses anteriores a abril de 2005).

Este aumento de un 40 por ciento en la producción reportó también a las empresas acuícolas un incremento sustancial en el nivel de ingresos, pasando de 3.219.421 euros en 2005 a 4.761.510 este año, lo que supone que el valor de la campaña aumentó un 32 por ciento en 2006.

Por lo que se refiere a los valores totales de este año, de enero a noviembre las piscifactorías castellonenses han registrado una producción de 1.409.974 kilos, según datos de la Conselleria de Agricultura y Pesca. Su valor en el mercado ascendió a 6.293.876 euros.

La producción mensual de lubinas y doradas en granjas acuícolas aportó al mercado castellonense 128 toneladas al mes frente a las 90 toneladas de 2005.

Ampliación de las instalaciones

Aparte de las cifras, el buen momento de la acuicultura castellonense también lo demuestran las ampliaciones que las granjas están llevando a cabo en los últimos meses. Precisamente, el conseller de Agricultura y Pesca, Juan Cotino, inauguró el pasado noviembre las nuevas instalaciones de la piscifactoría Piscimar de Burriana.

Esta empresa arrancó su proyecto en 2002 con una cifra de dos millones de alevines y, en la actualidad, para el periodo 2006-2007 tiene una previsión de alcanzar los 18 millones de pequeños peces de dorada, de un máximo de cinco gramos, que luego se venden a las piscifactorías que se encuentran en mar abierto para que los engorden y alcancen un peso de unos 450 gramos.

La Comunitat registra cada año alrededor de 45.000 toneladas de pescado de extracción con los métodos convencionales, y 7.000 toneladas en piscifactorías para un consumo total de pescado de alrededor de 15.000 toneladas.

De estos datos se deduce que no sólo se cubren las necesidades de la Comunitat, 'sino que también se lleva pescado al resto del país, incluidas las islas Canarias'.

Pesca de extracción

El auge de la acuicultura coincide con el declive de la pesca extractiva en la provincia. En el conjunto de los cinco puertos pesqueros castellonenses (Benicarló, Vinaròs, Peñíscola, Castellón y Burriana) el volumen de capturas desembarcadas en 2005 (últimos datos oficiales) fue de 18.967 toneladas, frente a las 20.126 toneladas de 2004. Un año más, la reducción de capturas no motivó el esperado aumento de precios en la lonja. La Navidad tampoco animó este año los precios.