Chimbote (Diario de Chimbote). Totalmente inundados quedaron los negocios de Maricultura ubicados frente a la Playa El Dorado, dañando los materiales y las redes a la hora que ingresó el agua, que por suerte no había nadie en dicho lugar, pues recién al amanecer de ayer jueves, llegaron los trabajadores quedándose sorprendidos de ver todo inundado.

 

Roxana Matta es una de las trabajadoras que debió ayudar a sacar el agua de uno de los ambientes que se había llenado totalmente, ya que no había otra forma de poder arreglar esta situación.

“Hemos llegado temprano y nos hemos dado con esta terrible sorpresa de ver todas las herramientas y material mojado, los ambientes invadidos por el agua, y este panorama es en la mayoría de establecimientos”, señaló Roxana Matta, lamentando esta situación, que pese a haberse calmado, podrían sobrevenir en cualquier momento.

De igual forma, los pescadores que se encontraban por los alrededores, dijeron que aún con estos amenazadores oleajes debían continuar su dura faena, ya que de eso viven y solo así pueden alimentar a su familia.

“Somos consientes que es un gran riesgo el que corremos, pero tenemos que afrontar, ahora lo único que nos queda es rezar para que no ocurra algo similar, ya que con este primer maretazo, la sobrevivencia fue un milagro y ahora solo dependería de la suerte para no ser arrastrados por los oleajes que aunque están mas calmados, de rato en rato, revientan fuertemente unos que otros, como dando señal que en cualquier momento se pueda desencadenar en algo peor”, refirieron los hombres de mar que se encontraban observando la playa.

Fuente: http://www.diariodechimbote.com