(Prensa Libre). El invierno en los próximos tres meses podría ocasionar daños en las bordas de los estanques de acuicultura en el Pacífico, y los huracanes en el Caribe podrían afectar la pesca artesanal, son algunas conclusiones preliminares del foro especializado sobre clima y seguridad alimentaria.

 

La actividad se efectuó ayer en la sede del Instituto de Nutrición para Centro América y Panamá (Incap), con la participación de meteorólogos y autoridades de agricultura, pesca y alimentación, del área centroamericana.

Entre las medidas de prevención, en caso de que las tormentas afecten la pesca, se planteó la preparación de raciones alimenticias y agua potable para los pescadores artesanales.

Escenarios del clima

Mario Bautista, del Instituto Nacional de Sismología, Vulcanología, Meteorología e Hidrología (Insivumeh), dijo que buscan definir posibles escenarios del clima, para determinar eventuales impactos en áreas como la seguridad alimentaria.

Informó que se esperan más lluvias de lo normal en la costa sur, y los especialistas en granos básicos tendrán que estudiar cómo el frijol y el maíz serán afectados por el exceso de humedad.

Patricia Ramírez, coordinadora del Comité Regional de Recursos Hidráulicos del Istmo Centroamericano, afirmó que la información generada por los meteorólogos servirá para reducir riesgos en sectores específicos.

Destacó que los técnicos de las áreas de agua, saneamiento, agricultura, pesca y ambiente, trabajan para identificar medidas de contingencia, en caso de inseguridad alimentaria.

“Este es un ejercicio de observatorio de seguridad alimentaria”, expresó Patricia Palma, directora del Programa Regional de Seguridad Alimentaria y Nutricional para Centroamérica.

Fuente: http://www.prensalibre.com