Científicos de la Facultad de Pesca y del Departamento de Bioquímica de la Facultad de Ciencias de la Universidad de Ege, evaluaron el nivel de tripsina durante el desarrollo larval del camarón Penaeus semisulcatus.

 

Gurel Turkmen y Senay Baysal, evaluaron el crecimiento, supervivencia y la actividad de la tripsina durante el desarrollo larval de P. semisulcatus; alimentados con dos regímenes diferentes de alimentos vivos.

El primer régimen consistió de una mezcla de microalgas desde la primera hasta la tercera protozoea (PZ1 a PZ3), seguido por nauplios de Artemia hasta la postlarva 1 (PL1). En el segundo régimen, las larvas fueron alimentadas con una dieta de nauplios de Artemia que se inicio en el estado PZ2.

La larva de P. semisulcatus mostró una alta actividad de la tripsina durante los últimos estados protozoeas o a inicios de la mysis, disminuyendo en los estados subsecuentes, cuando son alimentados con dietas vivas convencionales de microalgas, seguidos por nauplios de Artemia durante los estados de mysis.

La larva de P. semisulcatus, alimentados con nauplios de Artemia desde PZ2 fueron significativamente más fuertes para alcanzar la M1, que aquellas alimentadas con microalgas. En contraste, la tasa de supervivencia de las larvas alimentadas con el primer régimen fue más alta, que las alimentadas con el segundo régimen. Asimismo, el nivel de actividad de la tripsina en los estadios PZ2, PZ3, M1 y M2 alimentados con nauplios de Artemia, fueron significativamente menores, que en los mismos estadios alimentados con microalgas.

Los resultados del estudio titulado: “Trypsin enzyme activity during larval development of Penaeus semisulcatus De Haan, 1844, fed on live feeds” pueden ser revisados en Crustaceana, Volumen 80, Numero 2, pp. 225-234(10).