A Coruña. La ASOCIACIÓN DE PRODUCTORES DE RODABALLO DE GALICIA (AGORA), emitió ayer un comunicado rechazando la campaña de difamación que promueven algunas organizaciones ecologistas en contra de la acuicultura

  

De acuerdo con la organización, todas las imputaciones sobre un posible impacto ambiental de del sector acuícola son absolutamente infundadas y sólo obedecen al desconocimiento de la actividad y a la manipulación dirigida por determinados grupos ecologistas. Prueba de ello es que nunca se ha interpuesto denuncia alguna ante los tribunales.
 
Asimismo, AGORA indica, en su comunicado, que el respeto al medio marino es, más que una obligación, una necesidad indisoluble para la actividad, debido a que captan agua de mar para cultivar peces extremadamente sensibles a cualquier clase de  contaminación; cualquier vertido nocivo para el mar sería reabsorbido y resultaría mortal para los propios peces.

Los límites de vertidos legales, impuestos a la acuicultura marina por AUGAS de Galicia, son muy estrictos y los controles periódicos son realizados por AUGAS DE GALICIA, Consellería de Medio Ambiente, Sanidad Animal, Entidades de Certificación de Calidad (ISO 9000, ISO 14000, EMAS…), además de las exigencias de los clientes, informó AGORA.

AGORA comunicó los siguientes logros ambientales:

• La implantación en numerosas explotaciones de las Certificaciones ISO 14000 y EMAS (los dos sistemas internacionales de gestión ambiental más rigurosos que existen).

• El reconocimiento explícito como “empresa sostenible” por la ONG “Friends of the Sea”.

• El hecho de que la primera Reserva Marina de Galicia esté en Lira, justo delante del tubo de vertido de una de las mayores granjas del mundo, lo que presupone la pureza extrema de las aguas.


Finalmente AGORA quiere dejar evidencia de lo infundado de las acusaciones realizadas contra la acuicultura, sin la más mínima base, en perjuicio de un sector productivo ejemplar, que ha conseguido:

• Crear 400 puestos de trabajo directos, estables y de calidad, en zonas económicamente deprimidas y que se verán incrementados en otros 1.200 más tras la aprobación del Plan Gallego de Acuicultura.

• Reforzar los sectores secundario y terciario de la pesca, en crisis por la progresiva disminución de capturas, y dinamizar las economías de las comarcas en que se implantan (de ahí que los dos Planes ideados por dos gobiernos de muy distinto signo coincidan en el carácter estratégico de nuestra acuicultura para la Economía gallega).

• Erigirse en sector mundialmente puntero y difundir una visión positiva de la capacidad técnica y empresarial de Galicia.

• Crear uno de los mejores Centros Tecnológicos de acuicultura de Europa, con una inversión anual próxima a los 6 millones de euros, y obtener logros pioneros en todos los campos (especialmente en inmunología, habiendo conseguido, por ejemplo, la primera vacuna mundial contra un parásito).

• Financiar la investigación en nuevas especies, de alto valor comercial.

• Ser, en definitiva uno de los sectores más prometedores de la economía gallega, receptor de inversiones muy cuantiosas, y verdadero dinamizador de la economía de las zonas en que se implanta.

Fuente: Comunicado de Prensa de AGORA