Vancouver. Debido al exceso de capacidad en su planta de procesamiento de salmón de crianza en Port Hardy, Marine Harvest recientemente cerró la Englewood Plant cerca de Port McNeill, y traslado todos sus productos a la planta de Port Hardy para su procesamiento.

 

Esto es sensible para la economía de la empresa, pero causa un problema serio para los 120 empleados que viven en Port McNeill.

La Englewood Plant es una planta modelo y ocupa un especial lugar en la comunidad. Esta contrataba a muchas mujeres, quienes eran el sostén de sus familias, quienes a su vez son una parte importante de la estructura social. La planta proveía empleos para una comunidad dependiente de los recursos forestales, en donde existen pocas oportunidades de empleo para las mujeres.
De hecho no se hubiera requerido cerrar esta planta, si el gobierno no hubiera establecido una moratoria en la entrega de licencias para nuevos lugares en donde se desarrolle la acuicultura, a lo largo de la costa.

Se han presentado muchas solicitudes en los últimos años, pero se han entregado pocas licencias. Desde el 2002, solo se han entregado cuatro nuevas licencias de acuicultura para la crianza de salmón. Debido a estas deficiencia, es que no hay suficiente producto para mantener las plantas de Port Hardy y de Englewood trabajando.