Arauco (La Segunda). El Juzgado de Garantía de Arauco sobreseyó total y definitivamente ayer la causa por los derrames de trementina y de riles al mar ocurridos en agosto y octubre de 2004, respectivamente, en que pescadores y buzos mariscadores agrupados en dos sindicatos presentaron una querella en contra de la planta Horcones de Celco, Arauco.

 

La querella, de 2005, se fundamentó en lo establecido en el artículo 136 de la Ley General de Pesca y Acuicultura.

En la audiencia de sobreseimiento definitivo de la causa, solicitada por el fiscal del Ministerio Público de Concepción, Mauricio Lártiga, quedó establecido que los derrames no fueron constitutivos de delito, ya que no fue posible constatar daño alguno en los recursos marinos.

Tras escuchar los planteamientos del abogado querellante, Raúl Romero, del fiscal Lártiga, y de los abogados de Arauco, Carlos Balbontín y Fernando Saenger, la jueza (s) Irene Cabezas ratificó la solicitud de sobreseimiento definitivo.

Ricardo Ibacache, presidente de los buzos de Laraquete, uno de los sindicatos querellantes, manifestó profunda decepción y mucho malestar porque: “Estuvimos dos años ilusionados con obtener una indemnización por el perjuicio ocasionado cuando la autoridad de salud y marítima nos prohibió trabajar en tres mil metros, durante 10 días, porque los recursos estaban contaminados con el derrame. Pensamos que, además, quedaría asentado que no se puede contaminar el mar, para guardarlo para las generaciones futuras”.

Los buzos se reunirán con los pescadores de Arauco, también parte en la querella, para exigir una entrevista a su abogado ya que no quieren bajar los brazos sino buscar otras instancias de apelación, incluso internacionales.
 
Fuente: http://www.lasegunda.com