Los productores y compradores de moluscos de Estados Unidos y Canadá, se reunirán el 12 de octubre en Oregon, para discutir los estándares para certificar los productos de la acuicultura de moluscos.

 

El propósito del encuentro es el de finalizar la lista de impactos ambientales y sociales claves de la acuicultura de moluscos (por ejemplo transferencia de enfermedades a las poblaciones silvestres, técnicas de cosecha, así como el dragado, que perjudica el hábitat), estableciendo objetivos para el grupo y creando un comité para liderar el trabajo del grupo.

La World Wildlife Fund (WWF), realizará varios encuentros sobre el Dialogo para la Acuicultura de Moluscos en los próximos años, para desarrollar principios, criterios y luego estándares creíbles, medibles y voluntarios adaptados para minimizar o eliminar los principales impactos ambientales y sociales causados por la crianza de ostras, almejas, abalón, ostión y mejillón. Una vez culminado los estándares serán usados por una entidad de certificación para gestionar el sistema.

“La acuicultura de moluscos tiene un gran potencial para ser certificado como ambientalmente amigable” dijo Colin Brannen funcionara del Programa de Acuicultura de la WWF. “Confiamos en nuestra apertura para crear estándares de certificación, que no solo protegerán al ambiente, sino que crearán un sistema para los productores, comerciantes y consumidores”.

Fuente: Fish Farmer Magazine