(El Mundo - El Día). Tras el descenso que registraron las piscifactorías de Baleares en 2003, la producción se ha duplicado en dos años. Según desvela un informe del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación, en 2003 el tonelaje total de especies de acuicultura era de 117,02; mientras que en 2005 la cifra alcanzó los 238,76.

El incremento se explica por el repunte que ha experimentado el cultivo de la dorada. Sin embargo, cabe destacar que el cierre de la piscifactoría flotante de Porto Colom puede girar la balanza.

A finales de los años 80, Baleares contaba con una decena de piscifactorías. Pero progresivamente fueron cerrando debido a los elevados costes de producción acrecentados por la insularidad. Resultaba mucho más barato importar desde Tunez, Grecia y Turquía, principales exportadores de especies de acuicultura.

Como supervivientes quedaron la ya desaparecida piscifactoría flotante de Portocolom (Felanitx), que cerró sus puertas en diciembre de 2005 tras 22 años de producción de dorada y de lubina, y las instalaciones de Es Murterar, en la bahía de Alcúdia, que también engorda dorada y, durante dos años, lo hizo con lenguado.

Cabe destacar que estas dos instalaciones sólo se dedican al engorde. Los alevines proceden de otra central: la de San Juan de Dios (Palma) que actúa de criadero. Cuando los individuos han alcanzado un tamaño determinado, la instalación los vende a otras piscifactorías donde serán engordados.

En todo caso, Es Murterar y Porto Colom consiguieron en 2005 hacerse con 170 toneladas de dorada (un crecimiento de 270% en dos años). El destino de esta producción, muy pequeña si se la compara con la de otras comunidades autónomas, es el autoconsumo.

De esta manera, el cultivo de esta especie marina empieza a recuperarse. Mientras que en 2001, se producían cerca de 237 toneladas, en 2003, la cifra cayó a 51,90; por lo que en 3 años se registró un descenso del 78%.

Sin lenguado y lubina

En lo que se refiere a lenguado y lubina, las cifras de producción son bastante pequeñas: 26 toneladas y cinco, respectivamente en 2004. Tras este año, ya no hubo cultivo.

En importancia de producción, a la dorada le sigue el cultivo del mejillón que también ha registrado un aumento de producción del 53% en cuatro años. Este bivalvo se cultiva en el Parque de Cultivo Banyers de Pedra (Maó) y en 2005 se produjeron 67,11 toneladas.

La producción en piscifactorías sigue siendo controvertida. No hay duda de que los antibióticos que se dan a las especies, los piensos y la actividad en sí alteran el ecosistema. Sin embargo, debido a que la crecient0e demanda de pescado no se puede cubrir sólo con la pesca, la acuicultura se perfila como la única alternativa posible.

En Baleares, por ejemplo, y según el director de Pesca del Govern, Miguel Ángel Calviño, los pescadores aportan cerca del 25 y 30% del pescado total consumido en las Islas. Por lo que las piscifactorías ayudan a cubrir el resto de la demanda.

Tras el cierre de la piscifactoría flotante de Portocolom, sólo queda Es Murterar que nació en 1989 de la mano de Gesa. Con el fin de sacarle rendimiento a las aguas utilizadas para generar energía, de elevada temperatura y de continua regeneración, puso en marcha la piscifactoría. En 2000, la empresa se extinguió y fue adquirida por una multinacional.

Fuente: http://www.elmundo-eldia.com