Ushuaia (Tiempo Fueguino). La semana que viene comenzará el proceso con la selección de reproductores en el arroyo Mimica y en el río In. Posteriormente se hará la extracción de óvulos y la fertilización. Tras la incubación, los nuevos peces serán llevados a las nacientes de ríos y arroyos. El objetivo es preservar la calidad de las poblaciones de salmónidos silvestres para la promoción de la pesca deportiva en la provincia.

 

Como todos los años, la Dirección de Pesca y Acuicultura, dependiente de la Subsecretaría de Recursos Naturales, desarrollará su campaña de desove artificial de truchas para preservar la calidad de las poblaciones de salmónidos silvestres para promoción de la pesca deportiva en la provincia. En este caso tendrá lugar el próximo 6 de septiembre. Consiste en la reproducción artificial de truchas para la obtención y posterior incubación de huevos embrionados en la Estación de Piscicultura "Río Olivia", los que luego son sembrados en los ríos y lagos.

Se estima la obtención de alrededor de 300.000 ovas embrionadas, que luego del cuidadoso proceso de incubación y selección son sembradas en los ríos y arroyos.

Durante los meses de agosto y septiembre de cada año se realiza la Campaña Anual de Desove de trucha marrón, especie emblemática de Tierra del Fuego por su valor deportivo, las grandes tallas que alcanza y su capacidad de migrar al mar, donde adquiere importantes tallas para luego regresar al río.

La Trucha Marrón hizo famoso al río Grande y otros ríos que desembocan en el Atlántico, como pesqueros de calidad mundial.
La campaña de desove se realizará en el arroyo Mimica y en el río In, ambos declarados "Santuarios Provinciales" mediante Ley Provincial 520, por la calidad biológica de las poblaciones que albergan.

Allí los técnicos del Departamento Pesca Continental y de la Estación de Piscicultura "Río Olivia" dependientes de la Dirección de Pesca y Acuicultura realizarán la captura de reproductores, chequeo de madurez sexual, y posteriormente la extracción de óvulos y fertilización, para luego trasladarlos a la Estación de Piscicultura, en Ushuaia, donde son acondicionados en los sistemas de incubación.

Al cabo de 35 días están prontos para nacer y los lotes se llevan a las nacientes de los ríos y arroyos de pesca para su siembra en cajitas especiales. Los pececillos al nacer pasan un tiempo de adaptación en dichas cajas y luego escapan por sus propios medios para colonizar el río. El ciclo de vida se completa cuando de adultos regresan a desovar al mismo lugar donde nacieron.

Fuente: http://www.tiempofueguino.com.ar