Gerry O’Sullivan
© FAO GLOBEFISH 2007
Traducción: Aquahoy

Promovido por la débil producción en Francia, el principal mercado europeo de las ostras, los precios se fortalecieron durante la estación 2006-2007, comparado con el periodo previo. Las indicaciones iníciales para la próxima estación de ostra, establece una continuidad en el incremento del precio.

 

A pesar de la publicidad adversa y el lento inicio, la estación de la ostras 2006-2007 en Francia, parece ser positivo para la industria domestica. La demanda durante el periodo Navidad – Año Nuevo fue optimista y los precios fueron mayores a los del periodo anterior.

El déficit en la producción, estimado por la organización nacional de comercio (CNC), de alrededor de 9 000 t, se debió al pobre crecimiento en las partes de la costa oeste, así como las mortalidades registradas en la costa del Mediterráneo. La menor producción, sin embargo, no se reflejó en una reducción de los volúmenes de exportación. Las exportaciones de ostras francesas para el 2006 fueron de 8 000 t, un 10% mayor al año previo.  Tal vez más esperanzador para la industria, fue el incremento del valor, +17% a €29 millones, sugiriendo precios promedios mayores en los mercados de exportación. El valor unitario de exportación se incrementó 6.5%, a €3.62/kg.

Estas tendencias continuaron en el 2007, con altos volúmenes en los primero cuatro meses del año, pero con valores mayores. Comparado al periodo enero-abril de 2006, los volúmenes se incrementaron en 4% este año, 2 200 t, mientras que el valor de las exportaciones se incrementó en 30%, a €10 millones. El valor unitario promedio para las exportaciones se incrementaron en 27%, a €4.49/kg.

Italia permanece de lejos como el principal mercado de exportación de Francia, aunque su participación en el volumen de las exportaciones francesas esta disminuyendo este año a 55%, comparado a los dos tercios para los doce meses del 2005 y 2006. Para el periodo enero-abril de 2007, las estadísticas de comercio francesa mostraron una disminución en las exportaciones a Italia de 7% (1 200 t), comparado con el mismo periodo en el 2006. Por otro lado, los valores de exportación se incrementaron en 15%, a €4.6 millones. Otros mercados importantes también han registrado un incremento este año, en términos de valor, aunque los volúmenes han disminuido en varios de estos mercados.

Se fortalecen las importaciones italianas, pero las importaciones alemanas disminuyen

Es valioso notar que las estadísticas de comercio italiano registraron un 14% de incremento en las ventas de Francia a Italia, para el periodo enero-abril, en contraste a la disminución registrado por las estadísticas francesas. Sin embargo, ambas fuentes concuerdan en el incremento de los valores, y el valor unitario. En general, las importaciones de ostras italianas se incrementaron en 35%, casi 2 000t, en comparación con el periodo enero-abril de 2006. Las ostras francesas representan las tres cuartas partes de esta cantidad.

El mercado de la ostra en Alemania es significativamente mas pequeño que en Francia, y aun de Italia. Las tendencias de importación en Alemania, durante los primeros meses de este año, disminuyeron en comparación con el periodo correspondiente para el 2006, aunque este podría ser un indicador poco confiable para todo el año, debido a la fuerte estacionalidad del consumo alemán, después de la mitad de año. En general, las importaciones alemanas disminuyeron 27%, a menos de 300 t, para el periodo enero-mayo comparado a los primero cinco meses del año anterior. Así como en el mercado italiano, Francia representa el grueso de las importaciones, alrededor de dos tercios del volumen total.

La fuerte tendencia en los precios continuara

Con la estación 2007-2008 en proceso en Francia, los primeros indicios apuntan a una continuación de la relativa fortaleza de los precios. La débil producción es de nuevo una posibilidad, particularmente si los informes de las mortalidades de ostras en varias regiones se confirman. Los altos precios pueden ser apoyados por una mejor calidad, con niveles de carne mayores a los que vienen siendo reportados desde inicios de la nueva estación. Los productores franceses esperan un otoño, normalmente una condición positiva para las buenas ventas a inicios de la estación.

Más información aquí .