Cajamarca (La República). A fin de desvirtuar la contaminación del río Llaucano, Yanacocha participó como veedor en la siembra de 10 000 alevinos de trucha en el centro poblado de Llaucán.

 

De esta cantidad 5 000 truchas fueron entregadas por la Dirección de Pesquería y la otra mitad por la Municipalidad de Bambamarca.

Entre los beneficios que traerá esta siembra destacan la necesidad de combatir la desnutrición y demostrar que no existe contaminación en las aguas del río Llaucano. Además, se realizarán talleres con el fin de concienciar a la población e impedir la pesca indiscriminada de los alevinos.

En la siembra estuvieron presentes representantes del Gobierno Regional, autoridades de Llaucán y Bambamarca y representantes de Yanacocha.

Compromiso
Las autoridades de Llaucán y Bambamarca aseguraron que monitorerán el agua para asegurar el crecimiento adecuado de estos peces.

Fuente: La República