Guayaquil (El Comercio). Los filetes frescos de tilapia se consolidan en el mercado estadounidense. En los últimos tres años, Ecuador se convirtió en el primer abastecedor de esa variedad ya que conquistó el paladar de los consumidores.

 

Las presentaciones en kilos o libras son las más demandas y apetecidas por los clientes.

Cada semana,  los productores y exportadores locales compiten con los de Honduras, Costa Rica, Brasil y Colombia, que también ofrecen los filetes, para no ser desplazados. La competencia es fuerte, ya que sus principales rivales están más cerca -por su ubicación geográfica- del mercado de Estados Unidos, que cada día aumenta su consumo.

Solo en el 2006, los estadounidenses importaron USD 482,7 millones,  de los cuales el 30,6 % corresponde a tilapia fresca y el 50,5 % a filete congelado. China lidera el mercado del congelado con el 78,9 %  de las ventas, mientras que Ecuador con el 47,1 % es el principal proveedor del producto fresco.

El auge de la tilapia también se refleja en las áreas de cultivo que en algunos casos se comparten con las piscinas de camarón. Según la Cámara Nacional de  Acuacultura (CNA), existen cerca de 10 000 hectáreas  sembradas que se destinan para la exportación.  La mayoría se concentra  en Guayas. Las ventas superan los USD 70 millones  y el principal destino de los filetes es Estados Unidos, que representa el 96 %  de las exportaciones.  

Para César Monge, presidente de la Cámara de Acuacultura, la producción de tilapia es complementaria de la de camarón, a través de los policultivos, y se ha ganado un espacio en los mercados internacionales. “Se ha posicionado como un producto fresco y es una de las actividades acuícolas de mayor crecimiento”.

Hasta el momento, seis empresas dominan la producción como Enaca, Empagran, Santa Priscila, Aquamar, Modercorp y El Rosario. Sus principales competidores están en Honduras  y Costa Rica. El sistema de cultivo que predomina es el semiintensivo, ya sea en forma  de monocultivo y mixto con camarón (policultivo).  La productividad llega a 8 000 kilogramos por hectárea, donde se realizan tres ciclos al año.  

El principal productor de tilapia roja joven es la firma Modercorp, con una producción anual de 80 millones de peces.

Lo que más se cría es la tilapia roja, ya que se desarrolla en aguas con salinidades y hasta en la dulce. Según Monge, la tilapia y el camarón representan ahora más de USD  670 millones  con tendencia a seguir en alza.
Roberto Aguirre, presidente de la Cámara Nacional de Pesquería (CNP), sostiene que la industria  de la tilapia crece aceleradamente en los últimos tres años. “La ventaja es que son productos frescos y muy apetecidos en el mercado estadounidense”.

Aunque los productores del Guayas se mantienen en reserva con la información de sus cultivos, en El Oro se empieza a multiplicar. Alba Barco, presidenta de la Asociación de Productores de El Oro, señala que la tilapia es un negocio rentable y que hay mucho espacio en los mercados internacionales y locales. “El pez se puede acondicionar en cualquier tipo de agua,  sea dulce, salada o salobre. Ya no es un negocio solo de Guayas, sino de todos y solo se necesita una inversión de USD 5 000 para empezar”.

La asociación busca reunir a productores para empezar a exportar directamente a Estados Unidos y Europa. Para lograrlo empezaron a difundir las técnicas de cultivos y los criaderos de larvas para proveerlos. En las piscinas se colocan entre 5 y 7 peces por metro cuadrado y se tardan en crecer hasta seis meses.

El Oro busca ampliar ventas
El cultivo de tilapia roja para el mercado local también crece. En los últimos meses en El Oro,  la demanda por  el pescado originó que más de 35 productores empiecen a producir tilapia.

Los precios son mejores que los que se cotizan en el exterior, pues se ubican en USD 1,20 la libra. Alba Barco, de la Asociación de Productores de El Oro, sostiene que el mercado interno es más atractivo, ya que no se lo explota. “Ahora la tilapia la utilizan para sobrevivir en las comunidades”.

Oswaldo Aguilar, vicepresidente de la Cámara de Productores de Camarón de El Oro, reconoce que la tilapia es más rentable, pero todavía no hay la infraestructura necesaria para empezar a desarrollarla. “Hay muchos nervios, ya que las empresas del Guayas dominan el mercado. Pero sí es muy rentable”.

Barco tiene un laboratorio de larvas de tilapia y comercializa más de 200 000 mensuales a las zonas de Loja, Azuay, Guayas y Zamora. En Santa Rosa ya existen más de 10 productores que esperan ampliar sus cultivos.

Fuente: http://www.elcomercio.com