Aysén (Ecoceanos News). Sin poder asegurar que el derecho a la vida e integridad física de los trabajadores del salmón sea protegida, los grandes empresarios nacionales e internacionales del salmón que poseen cultivos en la zona del fiordo Aysén, están desarrollando un activo lobby sobre las autoridades gubernamentales para lograr la reapertura de esta sísmica área y retomar las actividades de cultivo y exportación de salmones y truchas.

 

Después de cuatro meses del terremoto y gigantescas marejadas que cobraron la vida de 10 personas, entre ellas 4 trabajadores salmoneros, la presión empresarial llegó hasta el Palacio de La Moneda para lograr el permiso gubernamental para reiniciar las operaciones acuícolas.

La asociación SalmonChile, -con el respaldo de los senadores Adolfo Zaldívar (DC) y Antonio Horvath (RN)-, consiguió que el Ministro del Interior, Belisario Velasco (DC) se comprometiera a estudiar los antecedentes presentados y viajar a la Región de Aysén durante el presente mes para comunicar la decisión final que tome el Ejecutivo.

Pero SalmónChile también logró un acuerdo del Senado chileno, el cual solicita que se agilicen las medidas para que las grandes empresas salmoneras puedan volver a operar en el Fiordo Aysén. Esta asociación patronal también sumó a su demanda a algunas organizaciones de trabajadores salmoneros industriales y de la pesca artesanal local.

Con anterioridad, SalmonChile utilizando la argumentación de los costos económicos y sociales de la paralización de actividades productivas, había logrado obtener el respaldo del Ejecutivo para la relocalización de los centros de cultivo existentes en el Fiordo Aysén, sin tener que someterse al proceso contemplado en la institucionalidad ambiental de obtener primero nuevas concesiones de acuicultura.

GOBIERNO YA ESTUDIA REABRIR EL FIORDO AYSÉN
En la reunión realizada la semana pasada en el Palacio de Gobierno, asistieron además de los senadores Zaldívar y Horvath, los gerentes de las empresas Fríosur (Familia Del Río) y Pesca Chile (subsidiaria de la transnacional española Pescanova), representantes de SalmonChile, del Concejo Municipal, el Alcalde de Aysén, prestadores de servicios, el presidente de la Cámara de Comercio y Turismo, así como cuestionados representantes del sector pesquero artesanal y de trabajadores del sector salmonero.

En la cita, “se le presentó al Ministro Velasco la necesidad de reabrir la navegabilidad en el fiordo y acotar las áreas de riesgo, a fin de reactivar económica y socialmente a la zona. Una vez reabierta esta condición de navegabilidad, habría que prorrogar los beneficios de asistencia técnica y económica, particularmente para la pequeña y mediana empresa y del comercio en toda la región, partiendo desde la Comuna de Aysén”.

Con respecto de la situación de los salmoneros, el senador Horvath recordó que “existe un acuerdo del Senado que solicita que se agilicen las medidas para que puedan operar y en consecuencia, la autoridad realizará una suerte de fase- track en la asignación de las nuevas áreas de explotación, cumpliendo con todas las normativas para no frenar esa actividad”.

En tanto, el senador Zaldívar destacó el hecho que exista un acuerdo unánime de “todas las fuerzas vivas” de la región de Aysén para solicitarle al gobierno la reapertura de la zona de navegación.

Advirtió que “han pasado 120 días y ya es imprescindible que se reestablezca la plena normalidad, tomando las medidas necesarias para tranquilidad de la gente. Por ello, hemos pedido que se reabra la navegación y que se inicie un proceso de normalización para que la actividad pesquera, acuícola y naviera (y) pueda reestablecerse plenamente toda nuestra actividad productiva que para nuestra región significa del orden del 75% del producto geográfico bruto”.

Zaldivar agregó que “este acuerdo fue unánime en la región y vino nada menos que de una comisión integrada por los dirigentes de los pequeños y micro empresarios, el presidente de la Cámara de Comercio, los presidentes de los sindicatos, representantes de los pescadores artesanales y el concejo municipal, lo que demuestra la unidad de criterios que hay sobre el tema”.

CUESTIONAN REPRESENTATIVIDAD
Pero contrario a lo que plantea el Senador Zaldivar, la falta de representatividad de los dirigentes agrupados en el recientemente creado “Comité por la Reactivación de Aysén” es otro de los puntos cuestionados por sectores de la pesca artesanal y de trabajadores regionales.

Dicho comité solicitó la reapertura del fiordo y envió una minuta fechada el 22 de agosto, en la que aparece como representante del sector de la pesca artesanal Rodrigo Azocar.

El documento plantea que “la navegación debe ser normal, cumpliendo con la normativa marítima vigente. Sin embargo, la navegación nocturna debe ser efectuada por embarcaciones mayores a 20 TRG (Toneladas de Registro Grueso), medida que debe ser evaluada constantemente por la Autoridad Marítima a fin de normalizar la navegación”.

Además que “los trabajos en tierra, dentro del área de riesgo del fiordo de Aysén, se realizarán normalmente. Sin embargo debe existir un plan de seguridad y emergencia aprobados por la Autoridad Marítima”.

Pero la reacción de los pescadores artesanales ante esta propuesta fue inmediata, y llamaron al Gobierno a desecharla, al no sentirse representados. A través de una carta dirigida al Ministro del Interior, manifiestan su preocupación por la conformación del “Comité por la Reactivación de Aysén”, el cual -dice- está firmando un acuerdo con el Gobierno, apareciendo el Sr. Rodrigo Azócar G. como representante del sector de la pesca artesanal.

“Los dirigentes se oponen en forma categórica a que este individuo represente a nuestro sector, ya que históricamente ha sido una persona nefasta para nuestros intereses. Además cabe señalar que esta persona no es dirigente, ni mucho menos pescador artesanal ya que no tiene las credenciales que otorga las autoridades marítimas y pesqueras”.

“De esta manera está usurpando una condición que no tiene y engañando al Gobierno de Chile, ya que solo con esto persigue intereses económicos propios dado que el ejerce actividades empresariales en la Región de Aysén”, afirma una declaración pública firmada por 15 sindicatos de la Región.

El objetivo de la carta es “prevenir al Gobierno para que no realice acuerdos con las personas equivocadas e invite a los reales actores a la conformación de este Comité”.

Ya en mayo el Alcalde de Aysén, Óscar Catalán, impulsado por SalmonChile, proponía al Gobierno iniciar un plan de reactivación de la Región. A la Subsecretaría de Pesca solicitaba “la relocalización inmediata de los centros de cultivo que no se podrán seguir explotando en el fiordo”.

“Importante es saber que el 100% de la producción de Salmones Antártica basaba sus tareas en los peces producidos en los centros ubicados en el Fiordo. El 50% de Pesca Chile e igual porcentaje de Frío Sur”.

“En definitiva, dos mil trabajadores a partir del 21 de Abril son potenciales cesantes. Se debe permitir que las jaulas se instalen en nuevos espacios productivos, es decir, su urgente su movilidad”, reza el documento “Abecedario para la Región de Aysén” enviado al Ministerio del Interior.

El documento también demanda “acelerar la reactivación de la industria salmonera por su alto impacto en el empleo. Para ello se deben tomar tres medidas: permitir que los centros de cultivo puedan ampliar,- como medida extraordinaria-, los volúmenes de biomasa autorizados; acelerar la entrega de más de 2.000 solicitudes de concesiones acuícola que vienen siendo tramitadas por más de 8 años; y entregar a terceros las concesiones que no se han usado y que tienen autorización para explotación”.

IMPULSAN LEY FLASH
Por otro lado, SalmonChile espera que el Congreso acelere la aprobación del Proyecto de Ley que intenta entregar concesiones acuícolas a las grandes empresas ubicadas en el Fiordo Aysén, sin respetar los procedimientos legales de la institucionalidad ambiental.

En la última sesión de la Comisión de Pesca de la Cámara de Diputados se habría acordado no darle suma urgencia a esta iniciativa, en el que invita a las compañías a postular para acceder a las concesiones acuícolas que hayan caducado.

Si se aprueba este proyecto, que lleva la firma de la Presidenta de la República, Michelle Bachelet, los grandes empresarios deberán realizar sólo un pequeño trámite burocrático que no exige que los proyectos industriales se sometan al Sistema de Evaluación de Impacto Ambiental (SEIA), para lograr apropiarse de las concesiones marítimas.

La razón para esta exención señala el Gobierno, sería que las concesiones acuícolas caducadas ya habrían sido sometidas al SEIA.