Panganisan. El gobierno municipal no desea el retorno de las jaulas de peces a sus ríos, después de una moratoria a la construcción de estas estructuras que fue impuesta hace dos años, luego de la muerte masiva de peces que golpeo al pueblo.

 

El alcalde Simplicio Rosario dijo que las jaulas de peces generan la contaminación de los ríos, y consecuentemente la muerte del bangus en los estanques de peces. Al menos el 70% del área del pueblo esta constituida de estanques de peces, las cuales están dispersas en sus 33 villas.

Al menos P15 millones en ganancias de bangus se perdieron en el 2005, en varias jaulas y estanques de peces debido al bajo nivel de oxígeno disuelto.

Rosario informó que el oficial en agricultura manifestó que la sobre alimentación en las jaulas de peces, es lo que genera esta contaminación. Esto contaminó el río debido a que los alimentos no consumido por el pez, se disuelven en el agua y se pudren.

Los estanques de peces sustituyen a los ríos, recambian su agua durante el cambio de las mareas en el golfo Lingayen.
Rosario también manifestó que el Bureau of Fisheries and Aquatic Resources (BFAR) tiene estaciones satélites en los ríos para monitorear la calidad de agua, en preparación para que las granjas de ostras se instalen.

“Estamos estableciendo encuestas hidrobiológicas para establecer nuestras vías de navegación y para determinar donde los pescadores pueden construir pasabing (trampas) para capturar camarón” dijo Rosario. No obstante, afirmó que tenían problemas por la calidad del agua de los ríos debido a que las jaulas de peces existen en el pueblo vecino de Lingayen y la ciudad Dagupan.

Fuente: News Info Inquirer