Japón, Europa, Estados Unidos y Canadá vienen experimentando una declinación brusca en las poblaciones de anguila, debido principalmente a la sobrepesca, contaminación y destrucción de hábitats.

 

Para afrontar esto, la Unión Europea aprobó una propuesta en junio para que se reduzca en 60% la captura europea de alevinos de anguila, para el año 2013. Esta propuesta restringe su exportación, que fue aprobada por la Convention on International Trade in Endangered Species of Wild Fauna and Flora.

Se espera que la decisión UE cause una disminución en el abastecimiento de anguila al Japón. Los alevinos de anguila europea son criados en granjas en China para exportar a Japón, donde las anguilas son consideradas un manjar.

Los japoneses consumen tres especies de anguilas: anguila japonesa (hallada en el este de Asía y alrededor de Japón), anguila europea y anguila americana. Ellos permanecen como un precioso comestible en España y otros países europeos.

Willem Dekker, del Institute for Marine Resources and Ecosystem Studies de Holanda, dijo que la disminución de la población de las tres especies es seria, y especialmente seria la disminución en el número de anguilas europeas.

De acuerdo a la industria en Europa, la caída en la población de anguilas europeas es seria, después de 1990, cuando la captura de alevinos para la exportación a China se incrementó.

Kenichi Tatsukawa, del General Study Group for River Areas, dijo: “Las medidas europeas acerca de la anguila europea podrían ser considerados para proteger la anguila japonesa. Como la anguila europea, la población de anguila japonesa esta disminuyendo seriamente”.

Tatsukawa dijo que la caída en la población de anguilas japonesas se inició en los años 70, cuando sus hábitats empezaron a deteriorarse con la destrucción de las áreas húmedas en la costa y el recubrimiento de las desembocaduras de los ríos con concreto.

Fuente: Japan Times