Santiago (Economía y Negocios). La compañía noruega confirmó mediante un comunicado que un número limitado de jaulas se mostraron contaminadas con la Anemia Infecciosa del Salmón (ISA).

 

Según la información entregada por la empresa el nivel de mortalidad ha sido bajo y el costos derivados del brote no deberían superar los US$500.000.

El virus ISA es una enfermedad que resulta mortal para los peces, pero no produce efectos en la salud de los seres humanos.

En agosto pasado el Servicio Nacional de Pesca (Sernapesca) dictó una resolución que ordena la eliminación o cosecha de todos los peces de jaulas de cultivo donde se haya confirmado el brote del virus.

Fuente: http://www.economiaynegocios.cl