En el marco de un enriquecedor debate, comentarios, propuestas y claros desafíos para incrementar los niveles de innovación, transferencia tecnológica y modernización de los sistemas productivos y operativos, se desarrolló este martes en Puerto Montt el Taller de Difusión de la Misión Tecnológica de la Asociación Regional de Armadores y Servicios Marítimos a la Feria Aqua Nor 2007 de  Noruega, que con el apoyo de CORFO, el PTI Cluster del Salmón y la coordinación de CODEPROVAL  se efectuó entre el 11 y el 20 de Agosto.

 

Los participantes de la gira dieron a conocer con muestras gráficas y vivencias personales los principales hitos de esta visita a la exposición acuícola más grande del mundo.
 
Ofició como anfitrión del encuentro, el agente operador CORFO, Codeproval y asistieron integrantes de ARESEMAR, ejecutivos de Innovación de la Corporación de Fomento, oficiales de la Armada, directivos de empresas de la Asociación, académicos y estudiantes universitarios, entre otros invitados.
 
Inicialmente, Gastón Mastrain de INNOVA CORFO, dio a conocer los objetivos del área de transferencia tecnológica del Servicio, beneficios, funcionamiento y cronograma de las misiones tecnológicas, desde su gestación hasta el término que para los efectos de la delegación que viajó a Noruega, concluyó este martes con este taller, inserto entre las obligaciones o condiciones que impone el Estado en su función de facilitador y promotor de este tipo de iniciativas.
 
Cabe recordar que CORFO y el PTI Cluster del Salmón propiciaron el viaje de tres delegaciones a Noruega, una de las cuales realizó el encuentro del martes. La visita al país nórdico y a Aquanor, dijeron en forma unánime, fue de gran utilidad para introducir en la industria del salmón y en sus actividades particulares asociadas al encadenamiento productivo, nuevas ideas, conocimientos y experiencias respecto de las cuales, comentaron, es necesario que las autoridades sectoriales y vinculadas a la industria conozcan, analicen y debatan con los actores locales para así procurar el mejoramiento y optimización de aspectos clave para el desarrollo de este sector productivo e industrial, como es el caso específico de ARASEMAR.
 
Incluso, durante más de una hora y media de conversación, intercambio de opiniones y debate, hubo fraternales interpelaciones a las autoridades, incluyendo a los representantes de la Armada en el sentido que las instancias que acceden a nuevas experiencias, conocimientos y  tecnologías, virtualmente enclaustran personal e institucionalmente lo aprendido sin que se socialice convenientemente en beneficio de una más expedita y optima utilización en el ámbito local.
 
Sin perjuicio de lo anterior, a los comentarios vertidos, por ejemplo, por Mauricio Labra, gerente de Patagonia Travel Servis y Héctor Vera, secretario de Arasemar respecto a los notorios avances noruegos en materia de tecnología de naves y sistemas operativos, servicios y marcos regulatorios (“distintos y más flexibles a lo que se aplica en Chile), los representantes de la ARMADA respondieron que los oficiales están viajando permanentemente a cursos de perfeccionamiento y que no escapa a su conocimiento los progresos que otros países están logrando en las materia de interés de los integrantes de ARASEMAR, los que fueron expuestos. Admitieron en todo caso que la crítica gremial es válida en el sentido que no se han creado en forma más sistemática instancias que permitan transmitir y difundir los nuevos conocimientos y debatir con efecto comparativo, corporativo y colectivo.
 
Hubo consenso en que, junto a la gran utilidad de este tipo de misiones, -las patrocinados por CORFO, como las giras de los oficiales de la Armada-, resulta hoy deficitario el nivel comunicacional entre las instancias integrantes del cluster, así como la consecuente retroalimentación, aspecto que, dijeron, debe ser asumido por alguna instancia. Este aspecto resultaría de vital importancia para mejor aprovechar el conocimiento adquirido y potenciar una renovada cultura de innovación y emprendimiento, aspectos asociados a la adquisición e implementación de nuevas tecnologías, hábitos y sistemas productivos.
 
“Chile mira su mar, lo tiene a la mano, pero le sigue dando la espalda”, se comentó a modo de desafío para potenciar el interés del Estado y privados en consolidar a la industria acuícola como un potencial productivo y de desarrollo vital para el país y para la gente que vive en su entorno. “Noruega, como país se tomó en serio la acuicultura y ahí está para seguir siendo admirado e imitado”, se dijo.
 
Sin embargo, también hubo consenso en destacar el enorme avance que la industria Chile y de la Región de Los Lagos, en particular,  ha tenido en todos los aspectos incidentes en la industria, sin perjuicio de las carencias o vacíos que todavía claramente se manifiestan en el país y que, a su vez, quedan más de manifiesto con este tipo de experiencias logradas a través de estas misiones tecnológicas.  
 
Al respecto, el ejecutivo de CORFO Hugo Escobar dijo con claridad a los asistentes: “Son  ustedes los empresarios quienes deben decirnos: Esto es lo que necesitamos. Acerquemos los mundos que conviven en la industria, conózcanse más, conózcannos más a nosotros. Pero ésta no es sólo la pega de unos, es la pega de todos. Por eso funciona en otros lados lo que ustedes hoy están enfatizando, respecto a los avances de Noruega, por ejemplo.
 
Los desafíos mutuos; mutuos intereses, quedaron lanzados quizás como un inesperado y espontáneo corolario de  esta misión.

Fuente: Clúster del Salmón