Cajarmarca (Andina). Cerca de cinco mil truchas murieron en el río Pisit, provincia cajamarquina de Santa Cruz, por la presunta contaminación minera producto del derrame de químicos que provendrían de las pozas de colación de la minera “La Zanja”.

 

Autoridades y pobladores del distrito de Pulán que constataron el hecho llevaron decenas de truchas muertas al Ministerio Público de Santa Cruz, pero no fueron atendidos.
 
Señalaron que la contaminación generada presuntamente por los trabajos de la minera podría afectar incluso al departamento de Lambayeque, pues las aguas del río Pichir son derivadas al reservorio de Tinajones.
 
La Municipalidad Distrital de Pulán y los pobladores evalúan realizar manifestaciones para protestar por las exploraciones de la minera, pues considera que podría ocasionar algún otro incidente ambiental.
 
Según Ideeleradio, las autoridades y las rondas campesinas responsabilizan a la minera La Zanja de no haber tomado las previsiones del caso ante la temporada de lluvias.
 
Insistieron en que el río Pisit es afluente del Chancay que proporciona agua al reservorio de Tinajones, en Lambayeque, por lo que notificarán a la Junta de Usuarios del Río Chancay para que ayuden en los análisis de las truchas muertas y pueda determinarse de manera fehaciente la causa de la mortandad masiva.
 
En marzo último también se produjo una muerte masiva de truchas en Cajamarca, a solo 500 metros de la planta de tratamiento de aguas de la ciudad.
 
Asimismo, en noviembre y diciembre de 2006, pobladores, rondas campesinas y autoridades del la Municipalidad Provincial de Hualgayoc reportaron otra mortandad masiva de truchas en el río Llaucano.

Actividad minera no es responsable

La muerte de truchas en el río Pisit, distrito de Pulán, provincia de Santa Cruz, no tendría nada que ver con la actividad minera en la zona, sostuvo hoy la titular de la Dirección Regional de Salud (Diresa) de Cajamarca, Doris Cabanillas Palomino.
 
La funcionaria desmintió así la información propalada por algunas ONG ecologistas que daban cuenta de la muerte de unas cinco mil truchas en el río.
 
“Es una información falsa. No son cinco mil truchas sino 200 las que aparecieron muertas en el río Pisit, según constató personal de la Dirección de Salud Ambiental de Santa Cruz”, aseveró.
 
Explicó que los peces muertos fueron encontrados en la comunidad Vista Alegre, ubicada muy lejos de donde se encuentra el proyecto minero La Zanja que, además, se encuentra en etapa de exploración.
 
“Aguas abajo de la zona minera hay dos criaderos de trucha y no ha pasado nada, están vivas. Sin embargo, más abajo del río Pisit, en la comunidad Vista Alegre se ha constado la muerte de 200 truchas”, insistió.
 
Cabanillas Palomino agregó que no hay presencia de metales pesados en la zona, ya que el proyecto minero La Zanja se encuentra en etapa de exploración, por lo tanto se descartaría la responsabilidad de la actividad minera en la muerte de los peces.
 
No obstante, indicó que eso se esclarecerá con las investigaciones correspondientes y el análisis del agua.
 
“El personal de la Dirección de Salud Ambiental tomó muestras del agua y han sido enviadas a Lima para el análisis correspondiente”, subrayó.
 
Se sabe que en la zona del incidente habitan inmigrantes procedentes de la selva que utilizan barbasco. “Los peces fueron hallados con la boca abierta lo que hace presumir que murieron por asfixia”, puntualizó.