La Agencia Ambiental esta activamente investigando la ocurrencia de hinchazón y sangrado en el vientre de salmones silvestres.

 

Se viene registrando un incremento en el número de salmones silvestres del Atlántico que muestran signos de infestación por nematodos. La condición esta caracterizado por el vientre sangrante e hinchado en salmones hembras y machos. No hay evidencia que sugiera que esta condición cause mortalidades en salmón, o impactos adversos sobre el desove, y que los peces afectados pueden ser considerados como normales.

En Inglaterra y Wales, la situación viene siendo monitoreara por la Agencia Ambiental y los científicos del Centre for the Environment, Fisheries and Aquaculture Science (Cefas), Weymouth. Similar monitoreo se viene realizando en Escocia e Irlanda.

“No tenemos certeza de la acusa exacta de los vientres inflamados” explicó el administrador de la Environment Agency Fisheries, Godfrey Williams. “Hay alguna evidencia obtenida de los peces capturados que sugiere que la causa podría ser una reacción a la presencia del nematodo Anisakis simples. Sin embargo, debido a que Anisakis es un parasito común del salmón y otros peces, no queda claro porque estos síntomas vienen difundiéndose rápidamente”.

La A. simplez es un parasito común de peces marinos en todo el mundo. El parasito puede ser llevado a agua dulce por los peces que migran, pero es incapaz de completar sus ciclo de vida en agua dulce; en este sentido, requiere de la presencia de invertebrados o mamíferos marinos para completar su ciclo de vida.

Fuente: Fish and Fly