Bangkok (Reuters). La apestosa piel de pescado que antes se tiraba a la basura o se vendía a los puestos callejeros para comida barata se ha convertido en una materia prima codiciada utilizada por los diseñadores de moda para hacer bolsos, zapatos e incluso bikinis.

 

Empresarios tailandeses han desarrollado una forma de procesar las pieles del tropical pescado tilapia para convertirlas en cuero duradero.

"Intentamos hacer de una cosa que no vale nada algo de valor", dijo Anchali Chatrakul Na Ayudyha, una empresaria que vende artículos de piel de tilapia en su página web.

El bikini de piel de pescado fue presentado en la semana de la moda de Bangkok el mes pasado y sus creadores esperan pedidos de Europa y Estados Unidos para este producto único.

"Es cómodo. El bikini puede respirar realmente", dijo Sudarat Sae-lim, una modelo que luce un conjunto de dos piezas escamoso de color azul cobalto. "Me gusta que sea impermeable, significa que se seca muy fácil", agregó.

Los vendedores de pescado en Petchaburi, a 120 kilómetros al sudoeste de Bangkok, solían vender las pieles de tilapia por tan sólo unos céntimos el kilo a los vendedores callejeros que los freían y los ofrecían como aperitivo.

Ahora cada piel cuesta 1,25 dólares y se seca, se trata y se tiñe para fabricar todo tipo de artículos, desde llaveros a sofás. Un bikini necesita 15 pieles de pescados y se venderán por 75 dólares.

 

Fuente: El Universo