Los residentes en el área de la bahía Fitzgerald han condenado que el gobierno libere 100 has en el Golfo Upper Spencer para las granjas de peces, sin la apropiada consulta.

 

Por otro lado, el Consejo de la ciudad de Whyalla dijo que no planean interferir con el proceso del gobierno pero que monitorearan y tomaran acciones si existen problemas ambientales. Al respecto, Stewart Payne, gestor ambiental y planificador del consejo, dijo que el proyecto tiene para cinco años y es viable económica y sustentablemente.

Payne, dijo que el consejo tomara acciones si se presentan problemas de contaminación o impactos ambientales negativos debido a las actividades del proyecto.

El Presidente de Cultana and Jenkins Shack Owners Association, Ken Organ, dijo que el gobierno se contradice, y solo brinda pocos detalles del proyecto. Organ manifestó que la Draft Marine Parks Bill indica que el golfo debe ser protegido, lo cual contradice la liberación de esta área, en el cual posiblemente se instalen más de 200 jaulas.

Por su parte el director ejecutivo de PIRSA Aquaculture, Ian Nightingale, dijo que la liberación de ocupación en la zona este de Fitzgerald para la crianza de peces, permitirá que la industria continúe creciendo. Asimismo, Nightingale mencionó que en su primera fase el proyecto diversificara la economía regional y generará empleos y atraerá inversiones al área.

Fuente: Whyalla