La consulta sur-norte se realizó en Lampung, del 4 al 6 de septiembre. En el evento científico participaron representantes de comunidades locales, ONGs, movimientos sociales e investigadores de 17 países, provenientes de África, Asía, Europa, Latinoamérica y Norteamérica.

 

El principal tema del encuentro fue el impacto negativo de la expansión de la industria de la acuicultura del camarón, en varios aspectos de la vida en la comunidad.

“La expansión de los impactos ecológicos y negativos a los aspectos social, cultural y económica de las comunidades costeras en Indonesia y en otros países debido al incremento global de la industria acuícola, debe ser inmediatamente detenida. El gobierno debe implementar políticas para asegurar la seguridad de los alimentos así como la sustentabilidad ambiental” dijo Riza Damanik, administrador para Campañas Costeras y Marinas de WALHI.

La expansión de la industria acuícola en varios países viene siendo fomentada por dos factores: (1) alta tasa de consumo en los países del norte; (2) asistencia financiera proveído por agencias internacionales como el Banco Mundial, ADB, IDB. En adición, la expansión de la industria de la acuicultura del camarón es apoyado por los esquemas de certificación, los cuales descuidan los principios de justicia, especialmente en los países del sur. Además, las actividades de la acuicultura del camarón causan daños ecológicos, daño a la biodiversidad, perdida del sustento, y violación de los derechos humanos.

Fuente: Walhi