Vigo (Faro de Vigo). Un total de 45 ejemplares de merluza de los 150 capturados en el medio natural el pasado mes de agosto y trasladados a la planta de cultivos del centro vigués del Instituto Español de Oceanografía (IEO) han logrado sobrevivir en los tanques de cultivo a los cuarenta días de su captura.

 

José Iglesias, investigador del IEO, precisó que "resultados previos de captura de merluza con fines de mantenimiento para su posterior cultivo no superaron en ningún caso el 10% de supervivencia, por lo que los resultados obtenidos hasta el momento, que rondan el 30%, se consideran esperanzadores".

Iglesias señaló, sin embargo, la necesidad de "esperar al menos dos o tres meses hasta que los ejemplares de merluza se alimenten con dieta inerte y poder así determinar firmemente si tras esa fase de captura y aclimatación, es posible iniciar el proceso de cultivo experimental".

El equipo del IEO vigués que desarrolla este proyecto, denominando Culmer (Cultivo de Merluza)- está también integrado por los científicos Rosa María Cal y Javier Sánchez.

Según informó ayer el propio centro oceanográfico vigués, los ejemplares de merluza con los que ahora se experimenta fueron capturados en la campaña de tres días desarrollada el pasado mes de agosto por los científicos con la colaboración del Aquarium Finisterrae y de la Cofradía de Pescadores de Baiona.

En aquella campaña fueron capturados 150 ejemplares que fueron trasladados a la planta de cultivo de Cabo Estay, donde fueron mantenidos a temperaturas frías en tanques diseñados para tal fin. Las merluzas supervivientes están siendo alimentadas con peces vivos hasta que comiencen a recibir pescado congelado.

El cultivo de merluza, que en el medio natural vive a mucha profundidad, se considera uno de los retos de la acuicultura.

Fuente: http://www.farodevigo.es